sábado, 2 de noviembre de 2013

BELASCO

Los únicos relatos conocidos del origen de Belasco son el suyo propio y el que se encuentra en el libro que, supuestamente, es un diario del poeta Dante Alighieri y hay razones para dudar de la veracidad de ambas historias. Según estos relatos, Belasco era un hechicero de la Italia del Siglo XIII que empleó su conocimiento de la alquimia y de la magia negra para entrar en contacto con los llamados Dioses Antiguos, seres demoníacos extradimensionales deseosos de invadir y dominar la Tierra. Belasco hizo un trato con ellos, él les posibilitaría el cruzar las barreras dimensionales entre su cosmos y la Tierra mediante un hechizo realizado con las místicas "Piedras de Sangre", y a cambio los Dioses Antiguos le concederían enormes poderes místicos y la inmortalidad. Los Dioses Antiguos también lo escogieron para ser padre de una nueva raza de demonios, y para ello lo transformaron parcialmente en Demonio, dándole cuernos y rabo entre otros rasgos. Hasta aquí el relato de Belasco de su propio origen y que probablemente sea cierto. Se dice que luego Belasco raptó a Bice (Beatrice) del Portinari, la amada del poeta Dante Aligheri, para que fuera su pareja en el alumbramiento de esa nueva raza de demonios. Belasco huyó con Beatrice a bordo de un barco, perseguido en otro bajel por Dante. Belasco navegó hasta Pangea, una tierra antaño habitada por los atlantes pre cataclísmicos quienes utilizaron máquinas del control del clima y otra tecnología de sus habitantes originales, para convertir la zona en un Parque de Atracciones de clima tropical. Los Dioses Antiguos le habían indicado que el mejor lugar para realizar el hechizo que había de traerlos a la Tierra era el Monte Flavius, un volcán que se encontraba allí. Belasco le colocó a Beatrice un medallón conteniendo cuatro de las cinco "Piedras de Sangre" necesarias para que el hechizo funcionara, mientras que él conservó la quinta. Durante el viaje, Belasco había obligado a Beatrice a casarse y acostarse con él y, a su llegada a la isla, se encontraba ya en el noveno mes de su embarazo. Seguido muy de cerca por Dante, Belasco llevó a Beatrice por una red de pasadizos subterráneos que los atlantes, por diversión, habían construido a imagen del infierno. Al llegar al centro de la red, Beatrice murió al dar a luz a las demoníacas criaturas. Dante presenció su muerte y horrorizado y furioso, intentó matar a Belasco. Durante el duelo a espada, Belasco cortó accidentalmente una tubería y un líquido congelante cayó sobre él. Debido a su inmortalidad Belasco no murió, sino que quedó en animación suspendida, Dante regresó a Italia, y el medallón que portaba Beatrice se perdió durante el viaje por los pasadizos.
Belasco permaneció durante siglos en animación suspendida, y luego, en años recientes, el volcán se reactivó provocando un cortocircuito en la cámara donde Belasco se encontraba, fundiendo el hielo que lo retenía y devolviéndole a la vida. Belasco se dedicó entonces a estudiar los controles subterráneos. Hay varias razones para dudar de la completa veracidad de este relato. En primer lugar, se contradice con los documentos históricos sobre las vidas de Dante y Beatrice. En segundo lugar, es imposible que creer que los científicos atlantes pre cataclísmicos pudieran crear una réplica del Infierno que se asemejara con tanto detalle a las visiones del Infierno desarrolladas miles de años después por las religiones griegas y cristiana. Es mas probable que el propio Belasco empleara la tecnología de Pangea para construir una réplica mecanizada del Anverno tal como se describe en el poema de Dante el infierno. En tercer lugar, Belasco omite en su relato que en algún momento perdió su brazo derecho. Siglos mas tarde, Belasco recuperó el medallón que le permitiría traer a los Dioses Antiguos a la Tierra, tomó el control mental de Shanna O'Hara con la intención de convertirla en madre de su nueva raza demoníaca, y tras colocar la quinta piedra en su lugar, comenzó a recitar el hechizo. Pero justo cuando los Dioses Antiguos estaban a punto de emerger a través de una brecha interdimensional, el amante de Shanna, Ka-Zar, intervino arrebatándole al hechicero el medallón, y arrojándolo a la lava del volcán. La brecha se cerró, atrapando de nuevo a los Dioses Antiguos. Estos en venganza, destruyeron aparentemente a Belasco, aunque en realidad lo aprisionaron en la dimensión conocida como el Limbo. El tiempo transcurre en el Limbo a distinta velocidad que en la Tierra, mientras en el primero pasan años, en la segunda pueden haber pasado solo meros instantes. Por ello es muy difícil determinar cuanto tiempo permaneció allí Belasco. El hecho es que tras un tiempo, Belasco se convirtió en el amo absoluto del reino y se enfrentó y venció a los X-Men de una tierra alternativa. Tiempo después Belasco secuestró a Illyana Rasputin, la hermana menor de Coloso, que solo contaba con ocho años. Coloso, acompañado del resto de los X-Men, viajó hasta el Limbo para rescatar a su hermana, y allí hubieron de combatir contra los demonios al servicio de Belasco. Finalmente, ayudados por la Tormenta que pertenecía a los Hombres X de la otra tierra, lograron escapar del Limbo a través de unos portales temporales.
Sin embargo, Belasco capturó a Illyana cuando la Patrulla estaba regresando a la Tierra. Por medios místicos, Belasco infundió parte de su maldad en la niña, lo que le otorgó cierto control sobre ella, al tiempo que a la niña le dotaba de un gran poder místico. Illyana se convirtió en discípula de Belasco, que planeaba utilizarla para traer a los Dioses Antiguos a la Tierra una vez que alcanzara la madurez. Sin embargo, tras cumplir los catorce años Illyana derrotó a Belasco en combate y lo expulsó del Limbo, convirtiéndose en su nueva ama, tras esto regresó a la Tierra, pero debido a las especiales características del tiempo en el Limbo, cuando regresó habían pasado solo unos segundos desde el regreso de la los X-Men y se convirtió en Magik, uniéndose a los Nuevos Mutantes. Belasco posee varios rasgos demoníacos, incluyendo cuernos en su frente, un rabo acabado en forma de flecha, piel rojiza, garras, colmillos y orejas puntiagudas. Belasco perdió su brazo derecho en circunstancias aun por revelar, al parecer por medio de su espada. Belasco es uno de los mas poderosos hechiceros terrestres, casi todo su poder le fue concedido por los Dioses Antiguos. Entre otras cosas, es capaz de lanzar rayos de fuerza mística, hpnotizar a sus víctimas, transformar a las personas en animales, y en ciertas circunstancias, resucitar a los muertos. Los Dioses Antiguos también le otorgaron la inmortalidad y la invulnerabilidad, siendo tal vez la única manera de matarlo, mediante su propia espada. Los poderes de Belasco estaban unidos de alguna forma a los de Magik, de tal forma que en su último combate, Magik adoptó forma demoníaca, mientras que Belasco retomaba a su forma humana, perdiendo con ello sus poderes, aunque estos volvieron tras acabar la batalla. Sus largos estudios de magia negra le han permitido tener un enciclopédico compendio de hechizos a su disposición. Belasco posee un amplio conocimiento sobre la tecnología de los atlantes pre cataclísmicos encontraron en Pangea. Belasco posee una espada mística forjada por los Dioses Antiguos y a la que él mismo es vulnerable. Belasco aparece por primera vez en Ka-Zar the Savage #11. (Febrero 1982) y es creado por Bruce Jones y Brent Anderson.