domingo, 3 de mayo de 2015

KIBER the cruel

Frederick Kiber era un controvertido científico que desapareció de la escena pública tras anunciar su intención de crear un modo de teletransporte. Kiber trabajo en el desarrollo de este "transmisor de materia" en una aislada base localizada en el interior de una montaña que se alzaba de las aguas del Sur del Océano atlántico. Aparentemente, durante ese tiempo sería ayudado por un gran número de androides que ejercían también de guardianes. Se desconoce cual era la procedencia de los mismos. En el curso de sus experimentos sobre teleportación, un terrible accidente le sucedió. De alguna manera, el transmisor de materia transformaría radicalmente su cuerpo y lo uniría permanentemente con la estructura molecular del suelo de su laboratorio. A consecuencia de ello, Kiber quedo horriblemente desfigurado e incapaz de moverse del lugar en el que se hallaba tumbado sobre el suelo. Por si ello no fuera bastante, la estructura corporal y la química del cuerpo de Kiber fueron extrañamente alteradas. A partir de entonces, sufriría de un insaciable apetito que era atendido por su ejército de androides, haciendo que alcanzara un tamaño gigantesco debido a la cantidad de comida ingerida. Por último, por medios no aclarados, averiguaría que podía obtener fuerzas al absorber la consciencia y las fuerza vitales de otras personas (quizá Kiber poseía algunos ayudantes humanos en su base y descubrió que podía absorber fuerzas vitales absorbiendo las suyas). Kiber estaba convencido de que, en esta nueva forma, si continuaba alimentándose de fuerzas vitales, sería potencialmente inmortal. A partir de entonces, Kiber se ocuparía de dirigir a sus androides para que trabajaran por él. Aparentemente, fueron los androides los que, siguiendo las instrucciones de Kiber, perfeccionaron el transmisor de materia. También, fueron presumiblemente ellos los que, guiados por Kiber, diseñaron la cabina "conversora de energía" que podía transformar a un ser humano en energía viviente, almacenándola posteriormente en el globo que se hallaba en su parte superior, pudiendo ser transmitida luego a otro globo similar. Kiber haría que sus androides viajaran desde su isla base para capturar víctimas gracias al teletransporte. Los androides eran luego traídos de vuelta con sus cautivos, siendo transformados estos en energía en el convertidor que Kiber absorbería a continuación. Kiber poseía globos de energía contenedores de las fuerzas vitales y la energía de diversos cautivos almacenados en su cuartel general. Su plan era crear con el tiempo gigantescos complejos de almacenamiento repletos de globos de energía que pudiera absorber siempre que lo deseara, llegando así a conquistar el mundo. Kiber no permitía a sus cautivos humanos que contemplaran su verdadera forma. En su lugar, les hablaba a través de una imagen holográfica de su forma humana original proyectada. Algunos de los androides de Kiber capturaron a Khanata, primo de T'Challa (el soberano del reino africano de Wakanda más conocido como Pantera Negra), en la base de la Montaña Pantera de Wakanda y volvieron con él al cuartel general de Kiber. Buscando a Khanata, Pantera Negra se persono en la Montaña Pantera y también fue capturado, para a continuación ser teletransportado a la guarida de Kiber. Tras ocuparse de los guardianes androides, Pantera Negra se encontraría con el lugar donde el verdadero Kiber estaba fusionado al suelo. Mientras, los androides de Kiber transformaron a todos los cautivos excepto a Khanata en energía, siendo esta transferida al globo de energía en el laboratorio de Kiber. Pantera Negra conseguiría evitar que su primo fuera convertido en energía y derrotó al resto de los androides del villano. Kiber moriría poco después de su derrota a manos de Pantera Negra. Inicialmente, Kiber poseía la fuerza normal en un hombre de su edad, peso y constitución reforzada con algo de ejercicio regular. Tras su transformación, el inmenso tamaño de Kiber sumado a la energía psiónica absorbida le otorgaban una fuerza sobrehumana de límite desconocido. Tras su transformación, Kiber el Cruel adquiriría la capacidad de absorber energía psiónica. Generalmente absorbía por entero la consciencia y las fuerzas vitales de otros seres humanos después de que los cuerpos de estos hubieran sido convertidos en energía viviente gracias a su conversor de energía. Sin embargo, Kiber poseía también la capacidad de absorber energía psiónica de un telépata que hubiera establecido contacto mental con él. Se sabe además que la energía psiónica que absorbía Kiber le proporcionaba un aumento temporal de su fuerza física. Frederick Kiber era un brillante científico con amplia experiencia en el campo de la robótica y la holografía. Sus principales logros, se hallaban en el campo del teletransporte. Tras su transformación, Kiber el Cruel quedo físicamente unido al suelo de su laboratorio y no se podía mover de allí. Podía mover su brazo derecho lo suficiente para resultar una amenaza para cualquier ser humano que se hallara a su alcance. El parpado de su ojo derecho se había fundido tras su transformación y hablaba con dificultad. Kiber necesitaba de la absorción constante de energía psiónica para mantenerse con vida, creyendo firmemente que, mientras que siguiera absorbiendo dicha energía, era potencialmente inmortal. Kiber utilizaba una cabina conversora de energía que podía convertir a una persona depositada en su interior en energía viviente, almacenándose esta en el "Globo E" (globo de energía) ubicado en la parte superior de la misma. Esta energía podía ser transferida a otro globo de energía sobre una terminal localizada en otro punto de la base de Kiber. Kiber podía absorber la fuerza vital de la consciencia de su víctima de este globo, pero no absorbía la energía residual resultante de la transformación del cuerpo de la víctima propiamente dicho. El conversor de energía aparentemente dispersaba de manera segura la mayor parte de la inmensa cantidad de energía que originaba la conversión de la materia orgánica del cuerpo en energía. Kiber diseñó además un dispositivo de teletransporte que recibía el nombre de transmisor de materia. Sirviéndose de este dispositivo, conseguía que personas y androides pudieran atravesar sólida roca sin sufrir ningún daño. Kiber se valía de diversos dispositivos para proyectar una imagen holográfica tridimensional de su forma humana original. Esta podía hablar con otras personas y generar destructivos rayos de energía desde sus ojos. Además, podía hacer que partes de dicha imagen se desvanecieran, consiguiendo así que la gente, que creía que la imagen era el verdadero Kiber, pensara que él era capaz de hacer que ciertas partes de su cuerpo se volvieran invisibles o intangibles. Además, Kiber tenía a su servicio un gran número de androides cuya fuerza era aproximadamente la de un humano normal. Kiber the Cruel aparece por primera vez en Black Panther #11 (Septiembre 1978) y es creado por Jack Kirby.