jueves, 9 de abril de 2015

FAFNIR

Fafnir fue hace miles de años el monarca del reino de Nastrond, una tierra situada en el continente extradimensional de Asgard. Fafnir se transformó a sí mismo en un enorme dragón, con el fin de proteger sus enormes riquezas, entre ellas el Anillo de los Nibelungos. El Rey Fafnir era el ser más maléfico de todo Nastrond y todos los habitantes del reino sufrieron las consecuencias de la crueldad de su rey, y sus malévolos métodos. Bajo el liderazgo del rey Fafnir, las gentes de Nastrond desafió a Odín a una guerra sin mediar provocación alguna, el desarrollo de la guerra no ha sido revelado, pero la ira de Odín ante este ataque sin provocación fue tal, que usó sus enormes poderes para convertir las tierras de Nastrond en unas tierras áridas y completamente desoladas, incapaces de albergar vida alguna. Se dice que Odín destruyó a los súbditos de Fafnir y sentenció al propio Fafnir a muerte, Fafnir, fue enviado a Nastrond, donde se suponía que debía morir de inanición. Pero Fafnir no murió, entró en la cueva conocida como la Cueva de los Ancianos y la radiación emitida por una fuente mística le convirtió en un ser capaz de sobrevivir en las desoladas tierras en que ahora se había convertido su reino. Después de siglos de continuación exposición a las radicaciones de la cueva, el cuerpo de Fafnir se vio profundamente alterado, y adquirió una enorme fuerza y poder, hasta que alcanzó un aspecto similar al de un enorme dragón. A pesar de su transformación física, Fafnir retenía toda su inteligencia, su habilidad para hablar y su deseo de vengarse de Odín. Odín por su parte deseaba restaurar la fertilidad a la tierra de Nastrond, pero sospechando que Fafnir podía estar todavía vivo no lo hizo. Con el fin de poder convertir Nastrond en tierras de nuevo habitables, pero sabiendo que antes debía derrotar a Fafnir, Odín envió a su hijo Thor para que lo derrotara. Thor, acompañado de sus amigos Hogun, Fandral y Volstagg (los Tres Guerreros), entró en Nastrond. Fafnir, que planeaba vengarse de Odín matando a su hijo Thor, usó los poderes de crear ilusiones que había adquirido tras la exposición a la radiación de la cueva, para hacer ver a Volstagg la imagen de un anciano, que atrajo al asgardiano al interior de la Cueva, donde Fafnir lo capturó, con la idea de atraer a Thor hasta allí. Finalmente Thor y Fafnir se enfrentaron, y a pesar de que el dragón derribó montañas sobre Thor para aplastarlo, este usó su martillo para crear una tormenta, y lanzó uno de sus rayos a los pies del dragón, creando una enorme grieta por la que cayó, quedando atrapado en su interior. Tras esto Thor convocó la lluvia que cayó sobre las tierras de Nastrond, las cuales Odín había vuelto fértiles de nuevo, por lo cual volvieron a crecer ricas en vegetación y cosechas. Siglos más tarde, ya en épocas recientes, un terremoto liberó a Fafnir, que escapó de su prisión, que se enfrentó de nuevo a los Tres Guerreros. Después Fafnir marchó a la Tierra, deseando buscar a Thor para vengarse de él. El mayor enemigo de Thor, Loki envió a su aliada Lorelei, para que buscara al dragón y lo azuzara contra Thor. Cuando se encontraron, Fafnir usó sus poderes hipnóticos para controlar la mente de Lorelei, y la usó de cebo para atraer a Thor. El Dios del Trueno y Fafnir pelearon en una cruenta batalla, en la que finalmente venció Thor, obligando al dragón a retirarse a los subterráneos de la ciudad, sin embargo, la huida del dragón fue debida a su temor a Thor, ya que según comprobó Fafnir más tarde, su enorme invulnerabilidad le permitía soportar incluso los ataques de Thor. Poco después, Thor conoció a Eilif, el último superviviente de una perdida colonia de vikingos que adoraban a los dioses nórdicos. Eilif recibió una lanza de gran poder místico por Odín, poderes entre los que se incluían el poder de perforar cualquier superficie, estos poderes permitieron a Eilif acompañar a Thor en su última batalla contra Fafnir en el sur del Bronx, en Nueva York. La invulnerabilidad de Fafnir demostró ser capaz de resistir todos los embates de Thor, y su enorme fuerza estuvo a punto de causar la muerte del Dios del Trueno, sin embargo Eilif se interpuso en el ataque del dragón. Mortalmente herido, con su último aliento, Elilif atacó a Fafnir, al que le clavó su lanza mística que gracias a sus poderes atravesó la piel del dragón. Entonces Thor usó su enorme poder para golpear la lanza con el martillo, que se clavó con enorme fuerza causando la muerte de Fafnir. En la antigüedad, en los tiempos de los vikingos, un perro se situaba a los pies del guerrero vikingo fallecido, el cual se ponía en lo alto de una pira funeraria. Para dar al bravo Eilif un funeral vikingo digno, Thor colocó el enorme cuerpo de Fafnir a los pies de su compañero, y usó sus poderes sobre la tormenta para lanzar un rayo sobre la pira, incendiándola, por lo que el cuerpo de Fafnir se consumió por las llamas. Como dragón, Fafnir poseía una fuerza extraordinaria, que se decía que era superior incluso a la de Thor, por lo que por lo menos sería capaz de levantar unas 100 toneladas. Como dragón tambien poseía una enorme fuerza, y una invulnerabilidad casi total a las heridas.Fafnir podía exhalar llamas místicas de gran poder destructivo. Las temperaturas que dichas llamas podían alcanzar eran muy elevadas, pero no pudieron ser mesuradas. Fafnir tenía también el poder de proyectar ilusiones que afectaban tanto a la vista como al oído, además, podía tomar el control de las mentes de los seres vivos, cuya mente no fuera mas poderosa que la suya. Fafnir podía además sobrevivir sin ningún tipo de comida, agua u oxígeno. La primera aparición de Fafnir es en Thor # 134 (Noviembre 1966) y es creado por Stan Lee y Jack Kirby.