lunes, 23 de marzo de 2015

ORPHAN-MAKER

El niño que responde al nombre de Peter, fue rescatado por Nanny de manos de Mister Siniestro, que aparentemente prentendía explotar sus habilidades para sus propios fines, pero decidió matarlo debido a que era incontrolable. Al parecer Nanny lo manipuló para evitar que creciera y tal vez se manifestaran sus peligrosos poderes mutantes, aunque este extremo no ha sido confirmado. Peter se convirtió en uno de los primeros Niños Perdidos y ayudó a Nanny en la tarea de rescatar a niños. Nanny creía que tenía que salvar a los niños mutantes de los peligros que les amenazaban. Para ello, Creahuérfanos solía matar a los padres de los niños, de ahí su apodo. Por aquel entonces, Nanny detectó la presencia de Johnny Gallo, un niño mutante, en el aparcamiento de un centro comercial, que debería convertirse en el segundo Niño Perdido. Mientras lo estaban buscando Creahuérfanos disparó a quemarropa sobre la madre de Johnny, pero la presencia de un gran número de personas hizo que tuvieran que huir abandonando su presa. Poco después Nanny interceptó una comunicación entre la Verdad y el demonio N'Astirh en la que hablaban de un lista de niños mutantes para ser sacrificados. Nanny decidió entonces rescatarlos y junto a los Niños Perdidos que ya habían reunido se personaron en el subterráneo del orfanato de Nebraska donde Mister Siniestro tenía su laboratorio. En pleno Inferno, mientras sobrevolaban Connecticut, detectaron la presencia de un niño mutante de gran poder. Nanny envió a Creahuérfanos para secuestrarlo. El niño era Franklin Richards y sus padres Mister Fantástico y la Mujer Invisible. Usando el polvo de hadas logró llevarse a Franklin y dormir a sus padres, pero no pudo matarlos ya que Susan levantó un campo de fuerza de forma instintiva. Perseguidos por el matrimonio Richards, el Capitán y Gilgamesh, Nanny vio como Peter era rápidamente reducido por sus adversarios, por eso hizo un lavado rápido de cerebro a Franklin y lo enfundó en una armadura de combate. Durante la lucha Mister Fantástico obligó a la científico a liberar a Franklin a cambio del Creahuérfanos. Mientras huían, la Mujer Invisible destruyó la nave, pero ellos lograron huir igualmente, tal vez teleportados. Después de los acontecimientos de Inferno, Nanny quiso recuperar los niños que no habían logrado rescatar del orfanato de Nebraska. Junto a Creahuérfanos atacaron a Factor-X cuando éstos salían de la Nave con los trece bebés que formaron parte del ritual llevado a cabo por N'Astirh. Sin embargo, Factor-X demostró ser más de lo que podían hacer frente y se vieron obligados a huir dejando atrás a los Niños Perdidos. Meses después, Nanny y Creahuérfanos atacaron a los Hombres-X en su base de Australia. Allí lograron capturar a Tormenta, de quien lanzaron un falso cuerpo para que sus compañeros creyeran que había muerto. Pero Tormenta demostró poseer más fuerza de la que esperaban y escapó tras haber sido sometida al proceso de rejuvenecimiento que la devolvió a la adolescencia. Algún tiempo después, Creahuérfanos y Nanny intentaron apresarla de nuevo, pero, aunque más joven y con sus poderes mermados, contaba con la ayuda de Gambito y juntos derrotaron a los secuestradores obligándolos a huir. Creahuérfanos lleva una armadura diseñada por Nanny, que le hace muy resistente al daño físico, incluido los rayos ópticos de Cíclope. Suele ir equipado con varias armas de fuego de alta tecnología. Pese a que es un mutante no ha manifestado ningún poder. Se ignora si posee fuerza sobrehumana, pero cuando está en su armadura puede levantar gran cantidad de peso. Orphan-Maker aparece por primera vez en en X-Factor #31 (Agosto 1988) y es creado por Louise Simonson y Walt Simonson.