martes, 9 de septiembre de 2014

MANDRILL

Jerome Beechman era el vástago mutante de Frederic Beechman, un científico atómico investigador de los Terrenos de Pruebas Atómicas de Los Álamos, Nuevo México y su esposa Emily. Antes de su concepción, el padre de Beechman, un científico caucasiano, así como Gemma Sinclair, una mujer de la limpieza de color, fueron expuestos a una dosis masiva de radiación cuando un fallo en el tendido eléctrico, provocó una explosión que agrieto la pequeña pila experimental de las instalaciones. Un año después, el hijo del científico nació con la piel negra y mechones de pelo corporal. Igualmente angustioso fue para Gemma Sinclair y su marido, el nacimiento de su hija que nació con una tez extremadamente blanca y colmillos. El niño creció, odiado por sus padres y semejantes debido a su monstruosa apariencia. Cuando Beechman contaba 10 años, su padre lo condujo al medio del desierto de la zona y allí lo abandono. El chico juró que encontraría la manera de volver y vengarse de sus padres. Mientras se hallaba en el desierto, encontró a la también mutante, Nekra Sinclair, quien había sido similarmente rechazada y había huido de casa. Los dos se convirtieron en compañeros y vagabundearon por el Sudoeste, protegiéndose el uno al otro y evadiendo cualquier compañía humana. Durante 6 años, ambos se educaron de manera autodidacta, escuchando desde el exterior de los ventanales de las escuelas y leyendo libros robados, moviéndose sin cesar, sobreviviendo gracias al sigilo y la astucia. Una noche, una serie de lugareños furiosos de Nuevo México los descubrieron, habiendo oído rumores de monstruos que invadían su pueblo, atacándolos con orcas y armas de fuego. Esa noche, Beechman y Sinclair descubrieron que el profundo odio que sentían había desatado sus poderes mutantes latentes, usándolos para acabar con sus atormentadores. Al salir sus poderes mutantes a la superficie, la apariencia de Beechman se volvió más simiesca, inclinándole a tomar el alias de Mandril. Con la ayuda de Nekra, desarrolló una serie de planes para apoderarse de 3 pequeñas naciones africanas en un intento de crear una sociedad utópica, libre de los valores americanos que habían causado que ellos se volvieron unos marginados. Sin embargo, La ejecución de su plan falló cuando fueron interceptados por la aventurera de la jungla, Shanna la Diablesa. El Mandril y Nekra se recompusieron y formaron Espectro Negro, una organización de mujeres negras dedicada a derrocar al Gobierno Americano. Esta conspiración, que culminó en el césped de la Casa Blanca, fue abortada por Daredevil con la ayuda de Shanna y la Viuda Negra. Nekra fue puesta bajo la custodia de SHIELD, mientras el Mandril escapaba.
 Olvidándose de su vieja aliada, el Mandril organizó la Fuerza Femenina, otro ejercito de mujeres compuesto por radicales y disidentes, con la intención de conquistar el mundo. Junto a él se hallaba también la tercera encarnación de Mutantes Diabólicos organizada y abandonada por Magneto, apodados la Fuerza Mutante. Cuando sus aliados mutantes fueron capturados por los Defensores, el Mandril envió a la Fuerza Femenina a la Central Nuclear de Indian Point, donde sus progenitores se hallaban trabajando en aquel momento, con la intención de vengarse. Siendo enfrentado de nuevo por los Defensores, el Mandril fue detenido cuando su propia madre lo tiroteo. Una vez más, evitó ser capturado gracias a la ayuda de ciertos miembros de su ejercito. El Mandril fue encerrado en la Casa Pequeña, una prisión experimental creada por Henry Pym donde sus reclusos estaban miniaturizados por medio de Particulas Pym. El Mandril formó parte del grupo de supervillanos que intentó fugarse bajo la guía del Pensador Loco, pero fue detenido por Hulka. Trasladado a la Bóveda, Fuego Cruzado lo reclutó para su grupo de manipuladores mentales, que se habían aliado con los U-Foes para planificar una fuga. Sin que ellos lo supieran, estaba siendo manipulados por Razolyn Backus, la administradora de su galería, ya que buscaba vengarse de Fuego Cruzado, a quien conocía de sus tiempos en la CIA. Mandril poseía fuerza sobrehumana, pudiendo levantar aproximadamente 1,4 toneladas en óptimas condiciones. Mandril poseía la capacidad de naturaleza química de atraer y esclavizar a muchas mujeres a su voluntad. Como la mayor parte de los animales, incluyendo los humanos en menor grado, el Mandril emitía continuamente feromonas (hormonas olfativas segregadas principalmente y de forma natural por ciertas glándulas, estimulando cierto tipo de comportamientos) de gran potencia y en cantidades inusuales. Una vez que las emisiones de feromonas del Mandril, liberadas en la atmósfera, alcanzaban los centros olfativos de una mujer, su equilibrio hormonal se veía alterado, provocando que esta sintiera una atracción física extrema. Las feromonas mutantes del Mandril eran liberadas a una escala de 2000 partes por millón, varios miles de veces las que serían habituales en un humano normal. A causa de ello, cualquier mujer dentro de su radio de alcance (Alrededor de 75 metros contra el viento o en la misma ruta de emisión) se vería ampliamente afectada. En cuestión de segundos tras haber sido expuesta, la mayor parte de las mujeres se volvían sumisas y susceptibles de ser manipuladas por el Mandril como si estuvieran hipnotizadas. La estructura mutagenicamente alterada de las feromonas sexuales del Mandril era altamente adictiva. Un contacto inicial con el Mandril y el consiguiente refuerzo en el plazo de unos pocos meses era suficiente para hacer el control permanente sobre la mayor parte de las mujeres. Si, por el contrario, la mujer era retirada de su presencia tras el contacto inicial, pasaría por un ligero periodo de "desintoxicación" y quedaría limpia tras unos pocos meses. Algunas mujeres, sobre todo Shanna la Diablesa y la Viuda Negra, fueron capaces de resistir al poder del Mandril por medios desconocidos, quizás únicamente gracias al poder de su voluntad. Cierta suave estimulación de tipo eléctrico podía liberar los centros nerviosos del cerebro de las mujeres del efecto de las feromonas. El sistema endocrino de la mayor parte de los hombres era incapaz de percibir la emisión de feromonas del Mandril. Mandrill aparece por primera vez en Shanna the She-Devil #4 (Junio 1973) y es creado por Carole Seuling y Ross Andru.