jueves, 29 de mayo de 2014

DRAX the destroyer

Mientras conducía a través del desierto con su esposa e hija, el auto de Arthur Douglas es atacado por una nave espacial pilotada por Thanos, quien piensa que los humanos lo han visto. Su hija, Heather, sobrevive al ataque y es adoptada por el padre de Thanos, Mentor y criada en Titán. Ella más tarde se convierte en Dragón Lunar. Necesitando a un campeón para luchar contra Thanos, Mentor y el dios de Titán, Kronos, capturan el espíritu de Arthur y lo colocan en un nuevo y poderoso cuerpo. El es rebautizado como "Drax el Destructor", y su único propósito es matar a Thanos. Junto a Iron Man, Drax lucha contra Thanos y los Hermanos de Sangre, pero Thanos escapa. Al tratar de evitar que Thanos consiguiera el Cubo Cósmico, los recuerdos de Drax son restaurados. Después de ver al Capitán Marvel derrotar a Thanos, Drax ataca al Capitán Marvel por robarle su propósito. Drax divaga por el espacio en sombría contemplación, en busca de un resucitado Thanos. En el momento en que se entera de que Thanos había logrado materializarse a sí mismo, Thanos una vez más había sido destruido en una batalla contra el Capitán Marvel, los Vengadores y Adam Warlock. Junto al Capitán Marvel, Drax lucha contra ISAAC, Stellarax, Lord Gaea, Elysius y Caos. Algún tiempo después, Drax, poseído por una entidad extraterrestre, lucha contra su hija, Dragón Lunar y el superhéroe Thor. Después de que Drax se recupera, él y Dragón Lunar viajan por el espacio en busca de conocimiento. Eventualmente, ellos se topan con el planeta Ba-Banis, un mundo de extraterrestres humanoides atrapados en una vasta guerra civil. Dragón Lunar utiliza sus poderes mentales para calmar el conflicto, y después decide colocarse como la diosa del mundo. Drax reconoce que sus ambiciones son innobles, por lo que envía su nave a la Tierra con un mensaje holográfico de ayuda. Los Vengadores responden y descubren el mundo lleno de tranquilidad forzada de Dragón Lunar. Liberado por los Vengadores del dominio mental de su hija, Drax se dirige a ella, tratando de poner fin a su amenaza. Para detenerlo, Dragón Lunar obliga mentalmente a la escencia de vida de Drax para desocupar su cuerpo artificial. Cuando Thanos es resucitado por la Muerte, Kronos reanima al Destructor y le otorga un mayor poder físico. Sin embargo, Kronos no considera los efectos de la muerte de Drax y la mente del Destructor conserva el daño hecho por Dragón Lunar. Junto con una multitud de otros héroes, Drax ayuda a evitar que Thanos y Nébula obtengan el Guantelete del Infinito. Drax es elegido por Adam Warlock para proteger la Gema del Poder, como parte de la Guardia del Infinito. Después de que el vampíro de energía, Rune, roba las Gemas, los miembros de la Guardia se van por caminos separados. Drax regresa a Titán con Dragón Lunar, quien le pide a Kronos que restaure la mente de Drax a su antigua agudeza a costa de una cierta energía física. Por lo tanto, Drax es restaurado a su estado original.
Drax es acusado del asesinato de Elysius y varios otros, pero esto desaparece cuando se descubre que la criatura Sifón lo estaba manipulando. Mientras buscaba a Dragón Lunar, Drax entra en un altercado con Genis-Vell. En el curso de esta pelea, Drax es transportado al Microverso con Genis, donde, durante un tiempo, él encuentra aceptación y felicidad en el planeta Ka'i. Más tarde, Drax es visto en una nave de prisioneros con Paibok, Lunatik, y los Hermanos de Sangre. La nave se estrella en Alaska, y Drax ataca a los otros para evitar que causen daño a vidas inocentes. Él confunde a una joven llamada Cammi por su hija, e intenta protegerla de Paibok. Drax aparentemente muere, pero otro Drax más delgado e inteligente emerge del cadáver. Cuando una segunda nave de prisioneros llega para recuperarlos, tanto Drax como Cammi son arrestados. Sobreviviendo al ataque de Annihilus en la prisión intergaláctica de Kyln, Drax y Cammi unen fuerzas con el último miembro de los Nova Corps Xandarianos, Richard Rider. Juntos, ellos luchan contra la avanzada Ola de Aniquilación, mientras que Drax entrena a Nova para convertirse en guerrero. Drax se entera de que Thanos ha tomado como rehén a Dragón Lunar, y que ella sería asesinada si lo perseguía. Durante una batalla condenada al fracaso entre la Ola de Aniquilación y el Frente Unido, Drax se queda para luchar contra los invasores, mientras que Nova y el resto del grupo (incluyendo Cammi) terminan la evacuación. Drax lucha su camino a la nave nodriza de la Ola de Aniquilación, donde encuentra a Thanos y lo asesina. Drax ayuda a liberar a un cautivo Galactus, quien teletransporta a Dragón Lunar y a Drax hacia un planeta lejano para evitar su ira contra la Ola de Aniquilación. Después, Dragón Lunar dice que Drax simplemente "desapareció". Cammi es vista más tarde, viva, aliada con uno de los poderosos asistentes de Thanos. Cuando los Phalanx invaden el mundo Kree, Drax es asimilado como un "selecto" de la mente de la colmena Phalanx. Ellos lo envían, junto con Gamora, para aprehender a Nova, quien había huido del planeta. Al seguir a Nova hasta Kvch, el planeta natal de los Technarchy (una raza parental de los Phalanx), Drax y Gamora son liberados de los Phalanx por un Technarch, Tyro. Juntos, ellos vuelven a Hala, donde ayudan a derrotar a Ultron. Star-Lord recluta a Drax en los nuevos Guardianes de la Galaxia. Los Guardianes se ven obligados a aliarse con un resucitado Thanos y viajan a una realidad alternativa conocida como el "Cancerverso". Al experimentar un ataque de locura, Drax ataca a Thanos y es asesinado. Drax aparece más tarde con los Guardianes en la Tierra, sin hacer referencia a su muerte. Los poderes de Drax inicialmente incluían fuerza y resistencia sobrehumanas, así como la habilidad de proyectar rayos de energía cósmica desde sus manos. Él también podía viajar a altas velocidades en el espacio sin aire, comida y agua. Drax también poseía la habilidad de sentir la presencia de Thanos a través de grandes distancias. Después de su resurrección, sus habilidades físicas se incrementaron considerablemente más allá de sus niveles originales, pero sufrió de una severa discapacidad mental en su nueva encarnación. En lugar de su habilidad de sentir a Thanos a través de grandes distancias, ahora él poseía la habilidad de detectar cuando los seres han estado en contacto reciente con Thanos, y una capacidad premonitoria para detectar cuando los seres se pondrán en contacto con Thanos en un futuro próximo. Durante un tiempo, Drax poseyó la Gema del Poder, la cual tenía la capacidad de dotarle facultades físicas sobrehumanas sin límite factible. Sin embargo, a causa de su muy reducido intelecto, él carecía la capacidad mental y la imaginación para utilizar la Gema en algo que no fuera solamente el fortalecimiento de su fuerza física. Mientras poseía la Gema, la fuerza de Drax podía ser comparada con la de las diferentes encarnaciones combinadas de Hulk, aunque carecía del poder de alimentar su rabia. Drax sufrió un cambio físico, el cual dio como resultado una menor forma física, ya que sus poderes físicos sobrehumanos fueron reducidos en gran medida a un nivel comparable a los de su forma original, además de perder su proyección de energía y el vuelo. Sin embargo, su intelecto volvió a su nivel original, y tomó el gusto de utilizar cuchillos en la batalla. Al menos temporalmente, él tuvo la capacidad de pasar a través del campo de fuerza de Thanos. La primera aparición de Drax es en Iron Man #55 (Febrero de 1973) y es creado por Mike Friedrich y Jim Starlin.