lunes, 11 de noviembre de 2013

CAMERON HODGE

Cameron Hodge fue el compañero de habitación de Warren Worthington III, que más tarde sería conocido como el Angel, antes de que este formase parte de la Escuela de Jóvenes Talentos de Charles Xavier y de los Hombres X. Warren defendió a Cameron ya que debido a su condición enclenque, era el blanco de las burlas de sus compañeros, así, aunque Warren creyó que Hodge era su amigo, este se sentía profundamente resentido contra él, a causa de su atractivo y su dinero entre otras cosas. Y todavía lo odio más cuando se descubrió y Warren hizo público su condición de mutante, ya que Hodge creía que los mutantes eran una amenaza para los seres humanos "normales". Hodge estudió derecho, pero se inclinó por la publicidad y las relaciones públicas. También fundó en secreto la Verdad, una organización dedicada a exterminar a los mutantes superhumanos, dentro de la cual era conocido como "el Comandante". Hodge contactó con el ingeniero genético Frederick Animus, más tarde conocido como Ani-Mador y le encomendó la misión de que impidiera las mutaciones. Por ese entonces, Warren, que aún confiaba en Hodge, le pidió ayuda para combatir la histeria anti mutante. Para ello, ambos decidieron crear una nueva organización conocida como Factor-X, en la que tendría el cargo de Relaciones Públicas. Factor-X era una organización, que de cara al público se dedicaba a caza mutantes, pero que en realidad los recogía y les enseñaba a utilizar sus poderes y habilidades. Los miembros de Factor-X eran los antiguos compañeros de Warren de los originales Hombres X, es decir la Bestia, la Chica Maravilla, Cíclope y el Hombre de Hielo. Sin embargo, tal y como Hodge había previsto, su campaña de propaganda para Factor-X, animando a la gente a que avisara a los cazadores de mutantes, hizo crecer el prejuicio anti mutante. Mientras, la Verdad comandada por Hodge, secuestraba a un joven mutante mexicano llamado Rictor y lo utilizaba para lanzar un ataque contra San Francisco, ataque que fue abortado por la intervención de Factor-X, que llevó a Rictor a sus cuarteles. Rictor coincidió con Hodge en los cuarteles de Factor-X y aunque no le reconoció como jefe de la Verdad, si le recordaba ligeramente, lo que le hacía albergar un gran temor hacia el relaciones públicas del grupo. Cuando la mutante Mística hizo público que Warren financiaba secretamente a Factor-X, las cosas se pusieron de cara para los planes de Hodge. Poco después, los Merodeadores, un grupo mutante cuya misión era acabar con otros mutantes, atacó a los Morlocks, mutantes que vivían en los callejones de Nueva York. Factor-X acudió a ayudar a los Morlocks y a combatir a los Merodeadores, y durante la batalla, uno de estos, Arpón, clavó las alas del Angel contra la pared con una de sus armas energéticas. Warren fue hospitalizado, con las alas muy dañadas y Hodge consiguió que los médicos se las extirparan. Completamente desesperado, Warren fue presa fácil de las manipulaciones de Hodge. Este le convenció para que cambiase su testamento, dejándole toda su fortuna a Factor-X y dejándole a él como albacea. Poco después Warren pareció suicidarse y Hodge pasó a controlar todas sus riquezas, sin embargo Warren había sido teleportado por Apocalipsis, quien utilizó sus conocimientos de biología para dotarlo de nuevas alas, convirtiéndole en Muerte. Con Warren muerto y Factor-X ocupado con sus funerales, Hodge ordenó a sus hombres de la Verdad que atacaran los cuarteles de Factor-X. De esta forma capturaron a los jóvenes mutantes que allí vivían. Cuando Factor-X regresó de los funerales de Warren, se encontraron con que sus protegidos habían sido secuestrados. Por suerte, gracias a Caliban lograron rastrearlos hasta los cuarteles de la Verdad. Allí derrotaron a los soldados del grupo antimutante y para liberar a sus protegidos, tuvieron que enfrentarse al propio Hodge, el cual, protegido por una armadura que le protegía de los rayos ópticos de Cíclope, se enfrentó al grupo, hasta que finalmente estos lograron derrotarlo. Hodge se puso en contacto con su aliado, el Ani-Mador, para que le informara de sus planes. El Ani-Mador, en contra de los planes de Hodge, había experimentado con la genética creando a unos animales mutantes, entre los que se encontraba Cabeza de Chorlito, que escapó de la Isla del Ani-Mador en el Océano, para llegar a la civilización, donde se encontró con los Nuevos Mutantes. Los jóvenes mutantes, tras descubrir que habían otros como su nuevo amigo, viajaron hasta la isla para liberarlos, y se enfrentaron al Ani-Mador. Los Nuevos Mutantes lograron derrotar al Ani-Mador y sus hombres, pero fueron capturados por Hodge, que había viajado a la isla para comprobar los avances de su aliado. Los Nuevos Mutantes lograron escapar, y se enfrentaron a Hodge, a los soldados de la Verdad, los hombres del Ani-Mador y al propio científico, durante la batalla, el Ani-Mador mató a Cifra, uno de los miembros del grupo. Viendo la batalla perdida, Hodge intentó huir de la isla en avión, pero mientras huía fue abatido atacado por un monstruo marino creación del Ani-Mador. Sin embargo Hodge sobrevivió, y se dispuso a llevar a cabo otro de sus planes. Previamente había secuestrado a Candy Southern, la novia de Warren y experimentó con ella en una base secreta de la Verdad, hasta casi matarla. Hodge también contactó con el demonio N'astirh, y se alió con él, Hodge le dio al demonio la localización de unos bebes mutantes, que el demonio necesitaba para llevar a cabo uno de sus hechizos, y este le garantizaba la inmortalidad y le aseguraba que su organización prosperaría. Mientras, Warren logró rastrear a Hodge hasta la base de la Verdad, y aunque no logró evitar que Hodge matara a Candy. En un estado de furia vengativa, Warren logró derrotar a su asesino, a quien decapitó con sus alas metálicas. Sin embargo, N'astirh cumplió su promesa, la Verdad siguió funcionando pese a no contar con Hodge, y combatió de nuevo contra el Arcángel, aunque finalmente sin el liderazgo fanático de Hodge terminó disolviéndose. Hodge por su parte, no solo no murió en el combate contra Warren al ser decapitado, su cabeza aún vivía y sus expertos cibernéticos pudieron unirlo a un cuerpo ciborg que le dio más poder del que nunca había tenido, sino que reapareció como aliado del gobierno de Genosha, que llevaba a cabo una política de esclavitud hacia los mutantes. En Genosha, Hodge tenía a su disposición los recursos de una de las naciones más desarrolladas del planeta. Poco a poco fue ganando más poder dentro del gobierno del país, hasta convertirse virtualmente en el líder en la sombra de la nación. Hodge seguía con su plan de acabar con los mutantes, especialmente con los Hombres X, Factor X o cualquiera de los conocidos grupos mutantes como los Nuevos Mutantes. Bajo su mando, los magistrados genoshanos lanzaron un ataque contra la base de los Hombres X y capturaron a Tormenta, y a varios de los jóvenes mutantes miembros de los Nuevos Mutantes, a los que llevaron hasta Genosha. Una vez en el país africano, Hodge les quitó los poderes a los mutantes, e intentó que uno de los mutatnes capturados, Warlock, le infectara con el virus tecnorganíco del que era portador, para hacer su cuerpo mas poderoso, sin embargo Warlock prefirió morir liberando a sus amigos y Hodge no pudo llevar a cabo sus planes. Como humano, Cameron Hodge no posee ningun super poder, tras convertirse en robot, adquirió múltiples habilidades robóticas, pudiendo adaptar su cuerpo de múltiples formas, pudiendo crear cañones láser, de gas, de ácido y otros muchos. También demostró ser capaz de crear sierras, un poderoso aguijón, unas tenazas casi irrompibles etc. Además de múltiples facetas más. Como miembro de la Falange, Hodge tenía los poderes propios de un miembro de esa raza. Hodge era un formidable estratega y líder, además de un habilidoso abogado y relaciones públicas. Hodge tenía acceso a las armas, tecnología y armamento de la Verdad. Como ejemplo, ha llevado un traje de combate blindado que disparaba misiles explosivos, y también ha utilizado una armadura de rubí de cuarzo que reflectaba los rayos ópticos de Cíclope. Cameron Hodge aparece por primera vez en X-Factor Vol. 1, #1 (Febrero 1986) y es creado por Bob Layton y Jackson Guice.