sábado, 19 de octubre de 2013

MESMERO

Vincent nació en el seno de una familia conflictiva. Su padre le pegaba severamente, por lo que su madre solía reconfortarlo, pero esta situación cambió cuando alcanzó la adolescencia y los poderes mutantes de Vicent emergieron y su apariencia empezó a cambiar, por lo que su padre empezó a golpearle con más frecuencia. Durante una de estas palizas, Vicent ordenó a su padre dejar a su familia para siempre y suicidarse. Cuando su padre cumplió con sus órdenes, Vicent empezó a percatarse de la existencia de sus poderes de control. En un principio, utilizó sus poderes para ayudar a su madre hipnotizando a otras personas para que sus vidas fueran más confortables. La primera vez que apareció se enfrentó a los Hombres X liderando a los Semi-Hombres, un grupo que engañó a Lorna Dane, haciéndole creer que era hija de Magneto, haciendo que despertase sus poderes mutantes latentes, con lo que se convirtió en Polaris. A continuación apareció el propio Magneto, quien lanzó a Mésmero y a los Semi-Hombres de nuevo contra los Hombres-X, quienes consiguieron derrotarles y huir, provocando un desprendimiento de tierras. Esto provocó que un techo cayese sobre las piernas de Magneto, dejándolo inválido y obligando a Mésmero a estar bajo las órdenes del recién llegado Erik el Rojo. Pero este Erik resultó no ser otro que Cíclope, el líder de los X-Men, que les reunió de nuevo para volver a enfrentarse a Mésmero y sus hombres. Mésmero consiguió poner en un aprieto a los X-Men al capturar al Ángel. Sin embargo, en ese momento fueron ayudados por Polaris, que, por boca del Hombre de Hielo se había enterado de que Magneto no era su verdadero padre. Mésmero y sus hombres, fueron entonces derrotados por los X-Men. Cuando Larry Trask reactivó los Centinelas de su fallecido padre Bolivar, uno de ellos se dirigió a atrapar a Mésmero y a Magneto.
Mésmero se refugió entonces tras Magneto y cuando el Centinela le disparó a éste Mésmero descubrió horrorizado que el hombre a quien había estado sirviendo no era el verdadero Magneto, sino un robot (después se sabría que construido por Samuel Saxon). Mésmero fue capturado por los Centinelas y posteriormente liberado. Poco después volvió a ser apresado, ésta vez, como muchos otros mutantes, por el Imperio Secreto liberándole los X-Men con la ayuda del Capitán América. Mésmero reapareció un tiempo después hipnotizando a Jean Grey, Cíclope y resto de los X-Men para convertirlos en atracciones de circo. Pero el verdadero Magneto apareció, también interesado en secuestrar a los X-Men y dejando inconsciente a Mésmero, llevó la carreta de circo donde estaban al espacio, arrojando a Mésmero fuera, controlando mentalmente su caída. Tras ser encarcelado por Spiderman, Mésmero consiguió fugarse aparentando un ataque y un colapso. Así el doctor le retiró el casco inhibidor y utilizando sus poderes hipnóticos consiguió huir de la prisión. El mutante decidió fugarse hacia Canadá, pero el agente de FBI, Billings, presionó al Senador Robert F. Kelly para emplear los Centinelas en la captura del prófugo. Mésmero consiguió llegar hasta Vancouver, donde tenía lugar la Expo '86 y controló mentalmente a un de gente para defenderse del ataque de los robots gigantes. Alpha Flight, que había sido avisada, acudió al lugar enfrentándose a ambos. Finalmente Mésmero fue capturado por la Chica Púrpura. De nuevo en libertad, se trasladó a Nueva York, donde fue contratado por Infectia para que capturase a la Bestia. Junto a cuatro de los anticuerpos de la mutante, hipnotizó a Vera Cantor para tender una trampa a Hank, pero éste derrotó a las creaciones de Infectia y Mésmero consiguió huir. Como consecuencia del Día-M, Mesmero perdió sus poderes mutantes. Mésmero es un mutante con la capacidad de hipnotizar a las personas para que le obedezcan. Para que su poder surja efecto debe establecer contacto visual con su víctima, que deberá mirarlo a los ojos. Una vez que una persona se encuentra hipnotizada deberá acatar las órdenes dictadas por Mésmero. El límite de personas que puede controlar simultaneamente no ha sido establecido, pero ha llegado a dominar a pequeñas multitudes. Mésmero puede permanecer en segundo plano en la mente de una persona, ejerciendo su manipulación por largos periodos de tiempo. Mesmero aparece por primera vez en X-Men #49 (Octubre 1968) y es creado por Arnold Drake y Don Heck.