domingo, 28 de julio de 2013

FORGE

Conocido sólo como Forge, este intuitivo inventor mutante es un indio Cheyenne, pupilo de Naze, el shamán de su tribu. Como resultado de su entrenamiento, Forja desarrolló unos poderes místicos considerables, además de su habilidad para inventar artefactos mecánicos. Mientras fue parte del ejército, su país le reclamó para luchar en el sudeste asiático, en la Guerra de Vietnam. Forja perdió el brazo y la pierna izquierda durante un bombardeo de B-52x. Cayó e una depresión, e intentó suicidarse sin éxito. Durante la rehabilitación utilizó su poder mutante para diseñar un brazo y pierna artificiales que reemplazaran a los que había perdido. No pudo usar -ni quería- sus poderes místicos. Forge juró abandonar el misticismo en alguna parte de la jungla en la que había combatido. Más tarde, Forge fue contratado para trabajar para SHIELD. Ya en casa, Forge se hizo inventor y obtuvo un interesante contrato del departamento de defensa para crear armas avanzadas. Entre sus muchos inventos había un neutralizador capaz de eliminar los poderes mutantes de cualquier ser poderoso. El dispositivo terminó en manos del agente del gobierno Henry Gyrich, lo que enfureció a Forge. El agente deseaba utilizar el dispositivo en contra de la X-Men Rogue, pero por accidente, terminó usándose contra su compañera X-Men Tormenta, desposeyéndola de sus poderes. Sintiéndose culpable, Forge llevó a la herida Tormenta a su casa en Dallas, Texas. Forge mantuvo a Tormenta en su casa en Dallas, donde la cuidó hasta que recuperó la salud. La pareja se enamoró profundamente. Cuando Tormenta averiguó que el neutralizador que le había arrebatado los poderes era un invento de Forge, se enfadó y sintiéndose traicionada, le abandonó. Desesperado por devolverle los poderes a Tormenta y recuperar su amor y confianza, Forge destruyó todas las versiones del neutralizador original e inventó otro dispositivo que restauró su poderes. Entonces Forge se unió a los X-Men y a Tormenta en una batalla crítica: combatieron contra el Adversario en la tierra de Forge. Los X-Men aparentemente murieron en ese combate, pero fueron resucitados por Roma, la guardiana del Omniverso. Sintiendose culpable en parte por la supuesta muerte de los X-Men, Forge se alió con Banshee en la Isla Muir para formar un equipo provisional de X-Men, integrado por el mismo, Banshee, Moira MacTaggert, Siryn, Polaris, Amanda Sefton, Legion y el Morlock Sunder. Este equipo unió fuerzas con Mística y su Fuerza Libertad (la segunda Hermandad de mutantes diabólicos), para combatir a los Reavers, batalla que se salió de control cuando Legion, poseído por el Rey Sombra, mato a Destiny, miembro de Fuerza Libertad y amante de Mística. Antes de morir, Destiny predijo que Forja y Mística acabarían juntos. A partir de entonces, Forge sintió una carga moral con Mística. Más tarde, al descubrir que los X-Men seguían vivos, Forge junto con Banshee, comenzó a buscarlos por todo el mundo. Finalmente los X-Men se reunieron durante la llamada Agenda de Extinción. Al final, Forge se convirtió en miembro permanente de los X-Men. En la Mansión X ayudó a rediseñar la Sala de Peligro y actualizó completamente el Blackbird, dotándolo de tecnología de camuflaje y de un dispositivo de invisibilidad. La llegada de Bishop al equipo y la dedicación que Tormenta mostró hacia él, en contraste con su indiferente actitud hacia Forge, provocó una crisis. Forja pidió matrimonio a Tormenta, esperando alejarla de los X-Men y de sus multiples responsabilidades. Aunque Tormenta iba a aceptar la propuesta, Forge intuyó que ella nunca renunciaría a los X-Men, y la abandonó, partiendo con Mística. Forge es un mutante con un talento intuitivo sobrehumano para inventar dispositivos mecánicos, respaldado por la capacidad de percibir visualmente la energía mecánica en la acción. Este poder le permite reconocer instintivamente, los usos potenciales y funcionales de cualquier máquina o dispositivo tecnológico en su campo visual, una habilidad que combina con su inteligencia natural, lo que le da la capacidad de concebir, diseñar y construir dispositivos mecánicos altamente avanzados y operar, modificar y desmontar la tecnología existente o crear contramedidas para ella. La primera aparición de Forge es en Uncanny X-Men vol. 1 #184 (1984) y es creado por Chris Claremont y John Romita, Jr.