jueves, 11 de junio de 2015

UATU

Uatu es miembro de la raza conocida como Vigilantes. Dicha raza presenció la gestación de Galactus y debido a un juramento de no interferencia con el universo, no destruyeron al latente devorador de mundos. Debido a esto, la raza de los Vigilantes fue "esclavizada" por los Celestiales, ya que Galactus devoraba los embriones que ellos injertaban en los núcleos de los planetas. En realidad, aunque los Vigilantes poseían poder suficiente para enfrentarse a la decisión de los Celestiales, aceptaron sumisamente la misma para no tener que sentir culpabilidad acerca de sus actos. La "esclavitud" hacia los Celestiales les obligaba únicamente a vigilar aquellos planetas en los que se habían injertado un embrión Celestial y proteger a éste hasta su nacimiento. Uatu fue destinado a la Vía Láctea, a observar el planeta llamado Tierra. Uatu reveló su existencia a la humanidad al expulsar al Fantasma Rojo y sus supersimios de su ciudadela lunar en la Zona Azul de la Luna. Posteriormente intervendría para impedir que Galactus devorara el embrión Celestial de la Tierra y también expulsó a unos cuantos intrusos de su ciudadela. Durante un tiempo los Inhumanos y Uatu compartieron la Zona Azul de la Luna como zona de residencia. Uatu fue cegado por Rayo Negro, para evitar que el Vigilante viera como el monarca Inhumano soltaba las nieblas terrígenas en la atmósfera terrestre. Rayo Negro conocía la Zona Azul como la palma de su mano tras haber residido allí durante largo tiempo, y era lo suficientemente silencioso como para sorprender a Uatu, y había espiado las conversaciones telepáticas de éste con sus compañeros Vigilantes como para saber de los planes Celestiales. Durante veinte años, Uatu vigilaría la Tierra solo con sus oídos. Sin embargo tras ese tiempo Uatu llevó a X-51 a la Luna, para que éste le sustituyera como Vigilante. Intentando llevar a X-51 hacia sus planes, falló cuando éste descubrió el verdadero propósito de los Celestiales. Manipuló a John Jameson para que atacara a X-51 y Reed Richards, dando tiempo a los Celestiales para llevar a cabo sus planes. Tras la destrucción del embrión Celestial de la Tierra, que Uatu debía proteger, Uatu fue desconectado de la Tierra por X-51. Tres años, después Uatu volvió a ser conectado a sus maquinas, y huyó de Mar-Vell y sus aliados, pero finalmente entregó a Mar-Vell el Nulificador Supremo. Cuando los heraldos de X-51 volvieron de sus viajes, Uatu estaba siendo juzgado por la muerte del embrión Celestial. Fue salvado por X-51, que envió a todos los Vigilantes a todas las Tierras alternativas, obligándoles así a hacer lo que acusaban a Uatu de haber hecho. Poco después de haber hecho las paces con X-51, fue atacado por los Guardianes de la Galaxia, y entró en una especie de coma intermitente, causado en parte por no tener ninguna tarea que realizar en vida. Como acto de piedad hacia él, X-51 le llevó a Britania a ver a Judas, el cual le hizo morir. La primera aparición de Uatu es en The Fantastic Four # 13 (Abril 1963) y es creado por Stan Lee y Jack Kirby.