martes, 17 de marzo de 2015

NANNY I

Nanny es un robot creado por Magneto como un instrumento para su venganza contra los Hombres X. Después de capturar a los Hombres-X, Magneto los transportó hasta su base antártica, situada en un volcán, y allí los derrotó uno a uno. Entonces los conectó a unas sillas especiales que anulaban sus poderes y alteraban su sistema nervioso de manera que se veían reducidos a las funciones básicas de un niño de 6 meses. La tarea de Nanny era la de atender sus necesidades. Durante semanas, el robot les alimentaba, les lavaba y les cuidaba, les leía cuentos, acudiendo rápidamente cuando les oía llorar. Sin embargo, Tormenta consiguió liberarse, ya que siendo muy niña ya era una consumada ladrona, y luego liberó a sus compañeros de su encierro. Los hombres X incapacitaron a Nanny y la utilizaron como señuelo para atraer a Magneto. Cuando su creador la encontró, los Hombres-X lo atacaron con dureza. El combate provocó que la lava del volcán se filtrara en la base, destruyéndola, y a Nanny con ella. Tiempo después los Hombres X regresan a la base antártica buscando pistas sobre el paradero de Magneto y Nightcrawler encuentra la cabeza de Nanny. Wolverine la destruye con sus garras, recordando la tortura que sufrió. Magneto reconstruyó a Nanny y la programó para no permitir que ningún mutante abandonase la base antártica. También la puso al mando de varios robots para que la ayudasen en su tarea. Cuando Gambito, Rogue y Joseph llegan a la base de Magneto provenientes de una misión en el espacio, Nanny neutraliza sus poderes, sin reparar en la presencia de la periodista Trish Tilby. Nanny cree que Joseph es Magneto, pero cuando éste le pide que le deje marchar, ella se niega, porque considera que los últimos acontecimientos (la Operación Tolerancia Cero) suponen un gran riesgo para su creador. Sin embargo, sus cautivos consiguen huir de sus celdas, y tratan de escapar de la base. Entonces Nanny cambia a su “modo de combate” y se dispone a castigarlos. En ese momento, Trish se acerca a Nanny sin ser detectada y le golpea, permitiendo que Gambito la destruya cargando la cabeza del robot con sus poderes y haciéndola explotar. Magneto construyó a Nanny con la apariencia de una adorable niñera, con su cofia y su delantal de volantes. No tiene piernas, sino que se desplaza gracias a unas ruedas conectadas a un único pie que desciende desde su cintura. Su voz es de una dulzura empalagosa. En su segunda encarnación podía activar un “modo de combate”, de aspecto más agresivo, en el que sus ojos se tornaban azules, las ruedas se convertían en una maza redonda, y sus brazos se alargaban y les surgían pinchos. En su primera encarnación, Nanny I no tenía ninguna capacidad extraordinaria. En su segunda encarnación dispone de un sistema de anulación de poderes mutantes, un radar que detecta la presencia de mutantes (aunque los humanos son invisibles para él), y un generador de rayos de energía que utiliza como arma. La primera aparición de Nanny I es en X-Men: Alpha Vol 1 #1 Febrero 1995) y es creada por Scott Lobdell, Mark Waid, Roger Cruz y Steve Epting.