sábado, 7 de marzo de 2015

LADY DEATHSTRIKE

Yuriko Oyama es la hija de Kenji Oyama, un piloto japonés kamikaze durante la Segunda Guerra Mundial, que tenía la cara deformada por las quemaduras sufridas durante su intento de suicidio atacando un barco americano. Más tarde, se convirtió en el dirigente de Oyama Heavy Industries. En esa época Yuriko y sus dos hermanos recibían clases privadas de Mary Stryker, la esposa de un soldado americano llamado William Stryker. Kenji estaba traumatizado por su suicidio fracasado y como última consecuencia del mismo hizo cicatrices en el rostro de sus hijos en un ritual. Entonces se transformó en el criminal Lord Viento Oscuro y logró descubrir un proceso en el que era capaz de fundir el adamantium con los huesos humanos. Kenji pretendía crear un ejército japonés invencible que devolviera el honor a su país, pero sus notas le fueron robadas y tardó años en volver a recrear el proceso. Lord Viento Oscuro envejeció avergonzado de la civilización moderna japonesa. Así planeó asesinar al ministro de comercio japonés, para lo que contrató al mercenario asesino Bullseye y le substituyó varios huesos con prótesis de adamantium. Yuriko, quien odiaba a su padre por haberle marcado la cara y por la muerte de sus dos hermanos, que murieron sirviéndole, ayudó a Daredevil, el aventurero ciego que había viajado hasta Japón persiguiendo a Bullseye. Kira, uno de los soldados del ejército privado de Lord Viento Oscuro, a quien Yuriko amaba, se opuso a sus actos, pero ella no le hizo caso y Yuriko siguió adelante con su plan de ayudar a Daredevil salvándole la vida cuando estaba a punto de morir a manos de su padre, a quien Yuriko mató. Después de la marcha de Daredevil, Kira se suicidó a causa de la muerte de Lord Viento Oscuro. La muerte de Kira afectó radicalmente a Yuriko, de tal forma que decidió acarrear con la obsesión de su padre. Yuriko estaba convencida que Wolverine había obtenido el adamantium que cubría sus huesos a través del proceso de su padre. Ataviada como una mujer samurai y adoptando el nombre de Dama Mortal condujo a un grupo de hombres que habían sido leales a su padre hasta Canadá donde atacó a Wolverine, pero fue detenida por Heather Hudson, la líder del grupo de superhéroes canadiense Alpha Flight enfundada en su traje de combate de Vindicator. Ansiosa de buscar venganza, entró en contacto con Donald Pierce, el renegado Rey Blanco del Círculo Interno del Club
 Fuego Infernal. Pierce la puso en contacto con Espiral, quien transformó el cuerpo de Yuriko en un cyborg curando en el proceso las cicatrices de su cara. Junto a Cole, Macon y Reese, tres ex empleados del Club Infernal, obligados a transformarse en cyborgs a consecuencia de las heridas mortales que sufrieron a manos de Logan, se unieron a ella en busca de venganza. Wolverine, ayudado por Katie Power, derrotó al grupo de cyborg dejándolos a todos en muy mal estado. Dama Mortal posee una fuerza sobrehumana debido a sus implantes cibernéticos que le permiten levantar un peso máximo de 25 toneladas métricas en condiciones óptimas. Como consecuencia de sus implantes cibernéticos puede transformar sus dedos en largas garras capaces de romper el acero. Además su resistencia a las heridas se ha incrementado considerablemente, llegando incluso, en una ocasión, a sobrevivir a un destripamiento de Logan. Tanto sus garras telescópicas como sus esqueleto poseen moléculas de adamantium. Dama Mortal es capaz de proyectar cibernéticamente su consciencia dentro de sistemas electrónicos, permitiendo acceder a su cerebro directamente a los bancos de datos de ordenadores. También puede controlar remótamente los sistemas con los que se enlaza. Su primera aparicion como Yuriko Oyama en en Daredevil #197 (Agosto 1983) y como  Lady Deathstrike en Alpha Flight #33 (Abril 1986).