viernes, 13 de marzo de 2015

BLOODSCREAM

El hombre que más tarde sería conocido como Hemorragia era el médico de la embarcación del temible pirata británico Francis Drake. Cuando resultó herido durante una trifulca por una bala, el nigromante Dagoo lo transformó en un muerto viviente por orden de Drake. El médico agarró por el cuello al mago quien le confesó los ingredientes de la fórmula: bazo de ballena, raíz de mandrágora, hueso de tigre y sangre de un hombre que no envejeciera. Antes de matar a Dagoo, éste le dijo que los inmortales se encontraban en la guerra. También le dijo que ahora tan sólo podría morir si era dañado por metal que no hubiera sido forjado por manos humanas. Por ello siguió luchando con el paso de los años como soldado de varios ejércitos. Yorktown, Austerlitz, Sudan, Corea, Ypress, Alcazar, hasta finalmente participar el 6 de junio de 1944 intentando impedir el desembarco de Normandía donde se cruzó por primera vez con Wolverine, que estaba del bando de los aliados. Años después se trasladó a Indonesia, donde actuaba como mercenario. Hemorragia trabajaba junto a su compañero Camorra cuando ambos fueron contratados por el General Nguyen Ngoc Coy al pactar éste último con el Príncipe Baran de Madripur para hacerse con los negocios de Tyger Tigre. Camorra y Hemorragia mataron primero al Canciller Ranjamaryam, que apoyaba a Tigre, e intimidaron a Archie Corrigan, un piloto veterano de Vietnam que también era partidario del Tigre. Cuando los dos matones atacaron al Tigre en persona intervino Wolverine, que por aquellos entonces se hacía llamar Parche, e impidió que la mataran, aunque Hemorragia la dejó gravemente herida. Parche dejó a Tigre al cuidado de Jessica Drew y Lindsay McCabe, mientras él se iba con Corrigan a atacar los campos de opio del General Coy. Camorra y Hemorragia encontraron a las amigas de Parche, ya que Hemorragia podía rastrear a una persona que hubiera probado su sangre, y las secuestraron, ya que no podían matar a Tigre porque estaba protegida por una armadura y las llevaron al Palacio del Príncipe, donde estaba el General Coy. Karma, que se encontraba al servicio de su tío, el General Coy, ayudó a Parche a rescatar a las prisioneras enfrentándose a Camorra y Hemorragia. La pelea se terminó cuando el Príncipe descubrió la lucha en su palacio. Como era un gran admirador de Lindsay McCabe, quien había trabajado como actriz, decidió perdonar al bando del Tigre y ofreció poner fin a la lucha entre los dos jefes mafiosos haciendo que se repartieran el mercado de Madripur. Aunque Camorra fue vendido a Geist, un ciborg nazi, Hemorragia siguió sirviendo al General Coy en Madripur. Por motivos que no han sido revelados, el demonio terminó abandonando la isla durante años y fue en busca de Wolverine, ya que pretendía emplear su sangre para recrear la fórmula mágica que lo había convertido en inmortal. Siguiendo la pista de su antiguo adversario llegó hasta Canadá donde encontró a Dama Mortal y Cylla Markham, dos ciborgs que también perseguían a Wolverine y se alió con la última. Juntos encontraron al escurridizo adversario, pero Hemorragia traicionó a Cylla a quien succionó la energía vital para poder enfrentarse a su enemigo, pero pese a todo Wolverine logró derrotarlo. Años más tarde, el hechicero demoníaco Belasco utilizó a Hemorragia en sus planes de conquista. Hemorragia dirigió para él una embarcación pirata formada por tripulantes hipnotizados. Varios años después, Hemorragia volvió a unirse con su antiguo compañero Camorra. Juntos capturaron a Logan en Nueva York por orden de Tarántula Negra. Aunque lo encadenaron y torturaron, Logan consiguió liberarse y derrotarlos. Como ser vampírico e inmortal, Hemorragia posee una fuerza sobrehumana que le permite levantar varios centenares de quilos de peso. Además de su fuerza sobrehumana, Hemorragia posee poderes regenerativos que le permiten curarse a gran velocidad de las heridas. Hemorragia asegura que sólo puede morir por un arma de metal que no haya sido forjada por manos humanas. Además posee ciertas habilidades de tipo vampírico, aunque no sea un verdadero chupasangre. Su tacto puede producir hemorragias cutáneas en un ser humano. Puede controlar mentalmente a cualquiera que haya hecho sangrar mediante su contacto. También puede causar al muerte de una persona normal simplemente tocándolo. Bloodscream es creado por Chris Claremont y John Buscema en Wolverine Vol 2 #4 (Febrero 1989).