jueves, 18 de septiembre de 2014

TORO

Fred Raymond era un joven que trabajaba como empleado para el Profesor Phineas Horton, quien más tarde crearía a la Antorcha Humana original y que era un experto en los usos de la llama y que realizaba experimentos con el asbesto. La exposición continuada al asbesto arruinó la salud de Raymond, que abandonó su trabajo junto a Horton. Un tiempo después, Fred contrajo matrimonio con Nora Jones, una científico que se encontraba grávemente enferma debida a su continuada exposición a la radiación de sus experimentos. El matrimonio se trasladó a México para su luna de miel, y nueve meses después nació su hijo, al que llamaron Thomas y apodaron con el nombre mexicano de "Toro", como broma privada ya que les recordaba a los espectáculos taurinos que habían visto en Méjico. Los Raymond vieron crecer a Thomas, con la tristeza de que ambos morirían debido a sus enfermedades antes de que alcanzara su edad adulta. Poco después, ambos descubrieron que Toro era inmune al fuego y Nora teorizó que era un mutante. Un día, el hogar de los Raymond fue atacado por la criminal conocida como Lady Asbesto y su banda, la criminal, la cual utilizaba el fuego en sus crímenes estando siempre protegida por un traje compuesto de asbesto, pretendía forzar a Fred Raymond a fabricar nuevos tipos de asbesto que le ayudaran en sus atracos. La Antorcha Humana, la cual había estado vigilando el hogar de los Raymond, sospechando que Lady Asbesto acudiría a Fred Raymond como una autoridad en la materia, intervino y capturó a la banda, aunque Lady Asbesto logró escapar. Los padres de Thomas informaron a la Antorcha a cerca de la inmunidad de su hijo al fuego, por lo que la Antorcha decidió vigilar al matrimonio tanto para protegerlos de Lady Asbesto como para controlar el desarrollo del joven Thomas. Poco después, Fred supo que a su esposa le quedaban solamente unas semanas de vida, y después de comunicarselo a Nora, ambos decidieron realizar un viaje juntos toda la familia, que debía ser el último de Nora. Los Raymond embarcaron en un viaje en tren, sin embargo, sus vacaciones fueron bruscamente interrumpidas por Lady Asbesto, la cual obsesionada con obtener los secretos de Fred Raymond, intentó secuestrarlo de nuevo. La criminal colocó un gigantesco árbol en el camino del tren, el cual no pudo frenar a tiempo, y acabó descarrilando, para luego arder en llamas. Fred y Nora murieron en el incendio, pero el joven Thomas logró escapar. Thomas fue adoptado por un matrimonio de tragafuegos de un circo, Tom y Ellie Alexander, que habían encontrado al joven Thomas paseando indenme entre las llamas en busca de sus padres. Durante un tiempo Thomas vivió en el circo, pero semanas después, las noticias se hicieron eco de la existencia de un joven tragafuegos que era inmune al fuego. La Antorcha original y Lady Asbesto identificaron al joven como Toro, y marcharon al circo en su busca. La Antorcha capturó a Lady Asbesto y su banda, y se dirigió al circo donde trabajaba Toro. La presencia de la Antorcha provocó que el joven Thomas ardiera en llamas como la propia Antorcha, pero sin sufrir ningún daño. La Antorcha sentenció que Toro tenía los mismos poderes que él, y se convirtió en el tutor legar de Thomas, para entrenarle en el uso de sus poderes. Pronto, la Antorcha y Toro se convirtieron en equipo de luchadores contra el crimen. Cuando los Estados Unidos entraron en la Segunda Guerra Mundial, la Antorcha y Toro se convirtieron en miembros fundadores de los Invasores junto a héroes como el Capitán América, Namor o Bucky. Toro permaneció con el grupo hasta el final de la guerra, excepto en el breve periodo de tiempo en que formó parte de los Kid Comandos. Toro estuvo presente en la derrota nazi, y, junto a la Antorcha, continuó en los Invasores bajo su nuevo nombre: la Escuadra de los Campeones. En 1949, unos criminales paralizaron a la Antorcha y a Toro usando un spray llamado "Solución X R", proveniente de la Unión Soviética. Los criminales abandonaron a Toro,
 considerando que sin su mentor no representaba un peligro para ellos, y se llevaron a la Antorcha al desierto de Nevada, donde lo enterraron. Toro abandonó la lucha contra el crimen mientras se recuperaba, hasta que en diciembre de 1953, una prueba atómica permitió a la Antorcha recuperar sus poderes, y reanudar su asociación con Toro como luchadores contra el crimen, asociación que duró dos años. Pasado ese tiempo, la Antorcha Humana descubrió que la radiación que había absorbido de la explosión de la bomba, le habían provocado un mal funcionamiento que acabaría irremediablemente en su muerte. El androide, tras despedirse de Toro, marchó al desierto, donde ardió en una poderosa explosión, que acabó desactivándolo. Toro, creyendo que la Antorcha había muerto, se retiró de la vida de héroe, se casó y comenzó una vida normal en relativa calma. Toro era un mutante que poseía la habilidad de controlar la temperatura a su alrededor, y de cubrir la totalidad de su cuerpo con llamas sin sufrir ningún daño. Normalmente, cuando activa su poder, Toro se ve cubierto de llamas a una temperatura de 780º Farenheit, pero puede elevar la temperatura hasta 2500º. Toro podía crear figuras compuestas de fuego, estos objetos llameantes se disolvían cuando la concentración de Toro disminuía y ardían durante tres minutos, a no ser que Toro les continuara insuflando energía. Al igual que su mentor, la Antorcha Humana original, Toro podía controlar no solo las llamas generadas por él, sino cualquier llama, además podía absorber cualquier llama hasta un límite desconocido. La llama generada por Toro tenía un alto contenido en hidrógeno, y estaba rodeado por una nube de átomos de hidrógeno, esta nube de calor permitía a Toro volar y le permitía alcanzar velocidades de hasta 150 millas por hora. La llama de Toro solo existía con la presencia de oxígeno, y se extinguía con baja presión del aire, o en el vacío. Además, la llama de Toro podía ser extinguida mediante algunos materiales como agua, arena, materiales ignífugos o espuma antincendios, a no ser que la llama de Toro sea tan poderosa, que vaporice estos materiales antes de hacer efecto. En esta temperatura, Toro puede vaporizar hasta 6 galones de agua. Aun viendo apagada su llama, Toro puede volver a encenderse sin mucho esfuerzo y alcanzar facilmente la temperatura que tenía antes de apagarse. Además, Toro es inmune al calor, sea generado o no por él. Además, su piel no puede ser herida o escaldada por cualquier fuente de calor que arda a menor intensidad que la llama que él generaba. Toro aparece por primera vez en Human Torch Comics Vol 1 #2 (1940).