miércoles, 20 de agosto de 2014

TYRANNUS

Hace siglos, Tyrannus era un aspirante a conquistador, heredero de una estirpe de emperadores romanos, y predestinado a gobernar un imperio. Tyrannus intentó gobernar sobre la isla de Britania, pero frente a él se alzaron el Rey Arturo, y el hechicero Merlín, los cuales le derrotaron. Sin embargo, pese a su derrota, Tyrannus vio cumplida la profecía, ya que Merlín le exilió a las profundidades. En las profundidades Tyrannus encontró a una raza subterránea, formada por criaturas las cuales carecían prácticamente de mente, descendientes de de los antiguos esclavos sirvientes de los Desviantes, de los que habían heredado la tecnología de sus ancestros. Pronto se convirtió en el gobernante de esta raza subterránea, a la cual se conocería como seguidores de Tyrannus o Tiranoides, sobre los que gobernó durante años. Finalmente, acuciado por la edad, creyó ver cercano su fin, sin embargo, el deterioro físico de su líder no pasó inadvertido ni a los descerebrados subterráneos, los cuales lo llevaron ante la Fuente de la Juventud, cuyas aguas protegían del paso de los años. Tras ser sumergido en estas aguas, Tyrannus recuperó su juventud, y pronto empezó a hacer planes para conquistar el mundo de la superficie. Tras largos años, Tyrannus consiguió armamento superior y fuerza sobrehumana, pero fracasó en desarrollar armamento atómico como el desarrollado años más tarde por el ejército de los Estados Unidos. En años recientes y en un intento de controlar a un alto mando del ejército de los Estados Unidos, Tyrannus secuestró a Betty Ross, hija del General Ross, para obligar a este a hacer su voluntad. Esto atrajo la atención del Dr. Robert Bruce Banner, también conocido como Hulk y futuro esposo de Betty. Hulk siguió y encontró a Tyrannus en su reino bajo la superficie, y tras derrotar a sus tropas, marchó de allí junto a Betty. Mientras se recuperaba de su derrota, Tyrannus conoció a otro monarca de Subterránea, el Hombre Topo, y pronto estalló una guerra entre ambos. El Hombre Topo logró encontrar y hacerse con el control de la Fuente de la Juventud, y Tyrannus empezó a envejecer rápidamente. Desesperado, Tyrannus se vio obligado a secuestrar a Hulk, y a aliarse con él. Cuando estalló la batalla definitiva, Hulk combatió a las fuerzas del Hombre Topo, y en medio de la batalla, la Fuente fue destruida. Tyrannus sin embargo, logró usar el agua para recuperar su juventud, y restaurar la fuente misma, mientras Hulk escapaba. Más tarde, Tyrannus se vio obligado a pedir ayuda de nuevo a habitantes de la superficie, al ingeniero científico Ralph Roberts, al que obligó a diseñar un robot gigante, para que se opusiera a un robot similar diseñado por el Hombre Topo. El hermano de Roberts contactó con los Hombres X, los cuales viajaron a Subterránea y se enfrentaron a ambos gobernantes del submundo. Los Hombres X sometió a ambos, al Hombre Topo y a Tyrannus, a los vapores del Río Letho, el cual causaba amnesia, y ambos cesaron las hostilidades. El efecto fue temporal, y cuando la guerra comenzó de nuevo, Tyrannus creó otro robot de nombre Mogol. Mogol fue enviado a contactar con Hulk, para ofrecerle su amistad y ofrecerle forjar una alianza. Hulk y Mogol crearon nuevas armas y lideraron un ataque contra las fuerzas del Hombre Topo, durante la batalla, Mogol fue herido en sus mecanismos internos. Furioso tras descubrir que su amigo era en realidad un robot, Hulk se volvió loco, y destruyó las ciudades del Hombre Topo y de Tyrannus. Mientras ambos se ocupaban de reconstruir sus ciudades, el Hombre Topo capturó a Tyrannus, y lo hipnotizó convirtiéndole en su esclavo. El Hombre Topo también conoció a una tercera gobernante de Subterránea, la Reina Kala, la cual fingió estar enamorada del Hombre Topo.
 Kala influenció en el Hombre Topo para que se enfrentara a los 4 Fantásticos, y mientras ella liberó a Tyrannus. Sin embargo, Tyrannus la traiciono y posteriormente se enfrentó a los 4 Fantásticos, tras ser derrotado huyó en un vehículo volante, el cual explotó en el aire. Sus Tiranoides lo encontraron en estado comatoso, y lo sumergieron en la Fuente de la Juventud. Las aguas le devolvieron la salud, pero sin embargo ya no le salvaguardaban de la edad. Como empezaba a envejecer, Tyrannus dedicó todos sus conocimientos de ciencia y química para detener su deterioro físico. Entonces, Tyrannus descubrió la existencia de la poderosa Llama de la Vida, movida por la energía del cobalto. La Llama había sido creada años atrás por la raza de los Desviantes en la ciudad subterránea del Dorado. Tyrannus decidió ir en busca de la Llama, bajo el disfraz de un anciano de nombre Des. Tyrannus se unió al Guardián de la Llama, y al Rey del Dorado, formando la Hermandad de Los Que Sostienen el Poder. Tyrannus mientras tanto, proyectó su consciencia a la de un Subterráneo, y lo transformó para que se pareciera a él. Sin embargo, el Subterráneo resultó ser un peón poco efectivo, y fue derrotado por el aventurero de nombre Nova. La Hermandad capturó a Hulk, y usó sus energías internas para recargar la moribunda Llama, con la que planeaban conquistar el mundo. Cuando la Llama estuvo recargada, Tyrannus tomó control mental de esta, y la usó para matar a sus compañeros y restaurar su vitalidad. Tras esto, Tyrannus atacó a Hulk y al criminal llamado Goldbug, el cual liberó a Hulk, y Banner destruyó las máquinas que albergaban la Llama, causando a Tyrannus un gran daño psíquico. Tyrannus destruyó su forma física, y su forma mental pasó a la Llama, y cuando Hulk destruyó las máquinas que la albergaban, la Llama marchó al espacio, portando la consciencia de Tyrannus con ella. En el espacio, Tyrannus encontró los restos atomizados del criminal conocido como la Abominación, el cual había sido asesinado por Modok en una batalla reciente. Tyrannus reunió las energías suficientes para reconstruir a la Abominación, y tomar el control mental sobre él. En esta forma regresó a la Tierra y secuestró de nuevo a Betty Ross, ahora esposa de Bruce Banner, para que este le ayudara a recuperar su forma humana. Banner tuvo un éxito parcial, al separar del cuerpo de la Abominación, a su alter ego original, el espía de nombre Emil Blonsky, mientras que Tyrannus continuo en el cuerpo de la Abominación. En este estado, combatió a Hulk, el cual le derrotó, y puso bajo la custodia de SHIELD. Tyrannus logró escapar, y durante un tiempo permaneció en el cuerpo de la Abominación, combatiendo de nuevo a Hulk, y a otros héroes como el Hombre Maravilla. Posteriormente, durante las guerras de Atlantis, Ghaur y Llyra, necesitando a Tyrannus para poder llevar a cabo sus planes de controlar el mundo para Set, lo devolvieron a su estado humano, y devolviendo a Blonsky a su estado de la Abominación. Tyrannus regresó a Subterránea y continuó con sus planes para conquistar el mundo de la superficie. Sin embargo, pronto apareció una amenaza, que obligó a Tyrannus a unir fuerzas con sus antaño enemigos de Subterránea. El Desviante de nombre Brutus, aliado con otros Desviantes y con un ejército de mutados, emprendió la conquista de Subterránea, y Tyrannus se vio obligado a aliarse con sus antiguos enemigos el Hombre Topo, Kala o Gor Tok, para hacer frente al ataque. Como consecuencia de los combates, Tyrannus vio como las fuerzas Desviantes le apartaban de la Fuente de la Juventud, privándole así de sus aguas. Tyrannus intentó reconquistar la Fuente, sin embargo, las fuerzas de los Desviantes demostraron ser demasiado poderosas para que Tyrannus y sus aliados prevalecieran, y hubieron de pedir ayuda a los Vengadores de ambas costas. Cuando los Vengadores de la Costa Este fueron capturados por Brutus y sus tropas, Tyrannus y sus aliados pidieron ayuda a Hulk, para ello secuestraron de nuevo a Betty Banner y a Rick Jones, para obligar a Hulk a ayudarles. Hulk combatió a las fuerzas de Brutus, y durante la batalla, la Fuente quedó sepultada, aunque Hulk logró llenar una cantimplora con agua de la Fuente, la cual hizo llegar a Tyrannus, sin embargo, Brutus había envenenado el agua de la Fuente, y Tyrannus cayó en un estado comatoso. Cuando Iron Man y los Vengadores Costa Oeste liberaron a sus camaradas del Este, y ambos grupos derrotaron Brutus y sus tropas, la guerra terminó, y el Hombre Topo le procuró a Tyrannus un antídoto para el veneno, permitiéndole recuperarse. Tyrannus volvió a dirigir a sus tiranoides, y se supone que todavía continua haciéndolo. En su forma original, Tyrannus posee la fuerza normal de un hombre de su peso y constitución física que tuviera una edad de 25 a 30 años. Como la Abominación, los rayos gamma le daban una fuerza sobrehumana que le permitía enfrentarse a Hulk, pudiendo levantar hasta unas 100 toneladas. Mientras poseía solamente amplios conocimientos de química y ciencia, Tyrannus carecía de poderes sobrehumanos hasta que entró en contacto con la Llama. La Llama le dio poderes mentales que le permitían manpular la materia inanimada, y drenar la fuerza vital de otras personas, reduciéndolas a cenizas. Cuando abandonó su forma corpórea, , Tyrannus era capaz de crear terremotos. Mientras Tyrannus era la Abominación, poseía fuerza sobrehumana y habilidades telepáticas que le permitían leer otras mentes. Durante siglos, Tyrannus adquirió un amplio conocimiento sobre tecnología Desviante, que unido a la tecnología que tenían los Tiranoides, le permitieron ser un maestro de la robótica y armamento avanzado. Uno de sus mayores logros fue la creación de un robot, Mogol, el cual poseía una amplia inteligencia artificial, que le dotaba de personalidad y pensamiento individual. Otro de los logros de Tyrannus fue la creación de un ingenio teleportador que le permitía transferir su consciencia a otros sujetos. Tyrannus aparece por primera vez en Incredible Hulk #5 (Enero 1963) y es creado por Stan Lee y Jack Kirby.