domingo, 1 de junio de 2014

INVISIBLE WOMAN

Susan fue la hija mayor de Franklin Storm, un físico y su esposa Mary Storm. Creció en un barrio de Long Island y a los doce años conoció a Reed Richards, de quien se enamoró pese a la diferencia de edad. Cuando creció viajó hasta California en busca de trabajo como actriz. Gracias a su tía, descubrió que Reed vivía en el mismo condado. Le visitó e iniciaron una relación. Durante esa época Reed supervisaba la construcción de una nave experimental, diseñada por él mismo con la que quería viajar a otros sistemas a través del hiperespacio. Cuando el Gobierno amenazó con retirar la subvención, Reed decidió hacer un vuelo de prueba. En él viajaron el propio Reed, Ben Grimm como piloto y Susan y su hermano Johnny, que insistieron en acompañarlos. Durante el vuelo la nave fue bombardeada por los rayos cósmicos que atravesaron los escudos del vehículo espacial. El cohete se vio dañado y cayeron a la Tierra en un aterrizaje forzoso. A consecuencia de la radiación todos los tripulantes manifestaron poderes sobrehumanos y ella descubrió que podía volverse invisible. Los cuatro decidieron emplear sus increíbles poderes para defender el bien y en beneficio de la ciencia creando el grupo de los 4 Fantásticos. Susan participaba entonces activamente en las misiones del grupo contra seres como los Skrulls, el Hombre Topo o el que se convertiría en su mayor enemigo: el Doctor Victor Von Doom. En un principio Sue se sentía un poco al margen del grupo y arrastraba un complejo de inferioridad por el bajo nivel de poder que tenía en comparación a los otros tres pero todo ello cambió cuando su novio descubrió sus nuevos poderes. Sue no sólo podía hacerse invisible sino también hacer invisibles a otros objetos, hacer visibles cosas invisibles y el que terminó siendo el más importante, crear campos de fuerza invisibles. Durante esta primera época de los 4 Fantásticos, Susan conoció también a Namor, quien dejó claras desde el primer momento sus intenciones para con ella: convertirla en su esposa y en reina de Atlantis.
Con el paso de los años Namor y Susan acabarían siendo simplemente buenos amigos. Más tarde Susan tuvo que hacer frente a la muerte de su padre, Franklin Storm, víctima de un plan skrull. Pese al dolor que le causó, Susan se sintió orgullosa de su padre por morir como un héroe. A este triste momento siguió otro mucho más feliz. Después de salvar el problema del ejército de villanos enviado por el Doctor Doom para aguarles el día, Susan se casó por fin con su amado Reed. Y acto seguido, de nuevo al peligro. Galactus amenazó con devorar la Tierra y sólo el grupo unido fue capaz de evitarlo. Más tarde, Susan se quedó embarazada pero la radiación cósmica que todavía permanecía en su organismo amenazaba con matarla a ella y al niño. Sólo la intervención de Reed, Johnny y Ben que viajaron a la Zona Negativa para arrebatarle al villano Annihilus el único elemento que podía curarla, salvó su vida y la del niño. El parto transcurrió sin más problemas y el niño fue bautizado como Franklin Benjamin. A causa de este nacimiento, Sue debió dejar temporalmente el grupo para poder cuidar al bebé, siendo sustituida por Crystal. Cuando Reed y ella encontraron a la niñera Agatha Harkness para cuidar de Franklin, Sue regresó a los 4 Fantásticos. Sin embargo, poco después tuvo que afrontar una dura crisis con Reed. Sue no soportaba que Reed la infravalorase en medio de la batalla, tratándola como la "madre de su hijo" en lugar de como un miembro más del grupo. Por ello, Susan abandonó los 4 Fantásticos, siendo sustituida acto seguido por Medusa. Aunque Reed y ella volvieron, pronto se enfrentaron a otra crisis. Los poderes mutantes de Franklin comenzaron a descontrolarse. Reed comprendió la gravedad de la situación, ya que los poderes de Franklin desbocados podrían llegar a destruir el Universo, y, para evitarlo, usó un artilugio para dejar en coma vegetal a su hijo. Susan, incapaz de comprender lo que su marido había hecho, se enfureció y le dejó. Sue, resentida, se refugió en Namor, quien sabía que la querría como pareja. Sin embargo Namor, que ya no la amaba, fingió sí hacerlo como parte de un plan de Rayo Negro para unir a su pareja de amigos. Cuando Sue se dio cuenta de que realmente quería a Reed, marido y mujer volvieron a estar juntos. Sue sin embargo siguió apartada de la acción hasta que regresó en medio de la batalla contra Xemu. Tiempo después Sue, ya convertida en una mujer fuerte y madura tuvo que hacer frente a una de las pruebas más difíciles que ha superado. El descontrol de poder de su hijo Franklin le convirtió en adulto hiperpoderoso y sólo ella y Reed fueron capaces de devolverle a su estado normal. Franklin se autoimpuso un bloqueo mental que le impediría usar sus casi ilimitados poderes hasta que fuese de verdad adulto. Para poder cuidarle debidamente Sue y Reed tomaron la identidad falsa de Reed y Sue Benjamin y se fueron a vivir a una casa a las afueras de Nueva York. Su otra gran prueba en esta época surgió cuando se quedó embarazada por segunda vez. Esta vez el embarazo fue todavía más complicado que el anterior y finalmente, Sue abortó.
Destrozada psicológicamente por este aborto, Susan fue presa fácil para el villano Psico-Man, quien la manipuló mentalmente por medio de su secuaz, el Aborrecedor para convertirla en Malicia, señora del odio, que sembró el caos en Nueva York e intentó matar varias veces a los 4 Fantásticos. Mediante un truco psicológico Reed consiguió devolverla a la normalidad. Rabiosa, Sue se tomó su particular venganza contra el Psico-Man y, tras esto, sintiéndose una mujer nueva y más madura, decidió hacer patente este cambio. De ahí en adelante su nombre ya no sería Chica sino Mujer Invisible. La Mujer Invisible posee la habilidad psiónica de manipular la energía cósmica ambiental para producir los efectos descritos a continuación. Puede curvar mentalmente las frecuencias de onda de la luz visible (No ocurriendo lo mismo con las frecuencias de la luz infrarroja, ultravioleta u otro tipo de radiacciones similares merced a las cales Sue podría ser detectada o herida) alrededor suyo sin distorsionarla volviéndose así ella misma invisible. Su control es lo suficiente preciso para permitir que la luz llegue hasta sus ojos permitiéndole ver cuando es invisible. Tan suave y sutil es la perturbación de la luz, que ni siquiera su silueta es perceptible. Las células de su cuerpo pueden producir una forma desconocida de energía que ella puede proyectar mentalmente alrededor de otras personas y objetos para volverlos invisibles. El volumen máximo que la Mujer invisible puede abarcar con su campo de invisibilidad es de unos 12000 metros cúbicos de un objeto que se encontrara a una distancia no superior a unos 15 metros .Puede emplear esta energía para volver visibles personas u objetos que han sido hechos invisibles por otros medios, o, incluso, volver visible energía que es normalmente invisible. Con el paso de los años ha refinado tanto esta habilidad que ahora lo utiliza para ver a través de barreras que impidieran el contacto visual directo o para el simple hecho cotidiano de mantener invisible su uniforme bajo su ropa de calle.  Las células de su cerebro producen fuerza psiónica que puede proyectar bajo formas simples (planos rectangulares, globos, cilindros, conos, bóvedas, agujas, etc). También puede utilizar este poder para formar un cojín que absorba la inercia de objetos que caen. Así mismo envolviendo su campo de fuerza alrededor de un enemigo puede impedir que este desencadene sus poderes si estos son de tipo físico o energético. Por otra parte suele utilizar su campo de fuerza para envolver la cabeza de sus enemigos, o cualquier parte que utilice el objetivo para respirar, negando el acceso de este al aire existente y provocando la asfixia y posterior inconsciencia. Puede proyectar mentalmente campos de fuerza que son altamente resistentes a la fuerza física (Se dice que pueden resistir presiones cercanas a las 50 toneladas por segundo). Empleando esta energía puede elevarse hasta una altura de unos seis pisos y a continuación simular el vuelo proyectando columnas de fuerza bajo sus pies. De esta manera se desplaza a una velocidad similar a la de un objeto que planea pudiendo realizar esta actividad durante un máximo de 4 horas antes de necesitar descansar. Invisible Woman aparece por primera vez en The Fantastic Four #1 (Noviembre 1961) y es creada por Stan Lee y Jack Kirby.