lunes, 24 de marzo de 2014

BASILISK

Basil Elks era un ladrón preso con una mediocre carrera criminal, uno de los compañeros de prisión se burlaba de Elks llamándole Basilisco (criatura mitológica que podía matar con su mirada), haciendo un juego de palabras con su nombre. Tras dejar la prisión, intentó robar una gran joya de un museo de Nueva York, pero fue descubierto por uno de los guardas del museo. Elks intentó dispararle, pero el guarda disparó primero, aunque su disparó alcanzó la gema que Elks pretendía robar, la Piedra Alfa, una fuente de energía que había pertenecido a la raza de los Kree. Al parecer, un tripulante de una nave estelar Kree, había robado la Piedra Alfa y otra piedra energética, la Piedra Omega, y había escapado en una pequeña nave, que acabó explotando, y los restos, ambas Piedras incluidas, cayeron a la Tierra. La explosión de la Piedra Alfa en el museo, transformó a Elks en un ser sobrehumano que se deshizo del guarda y escapó. Elks adoptó el nombre de Basilisco y se dedicó a buscar la Piedra Omega para incrementar sus poderes. En el transcurso de su búsqueda, Basilisco se enfrentó a Spiderman y al Kree conocido como el Capitán Marvel. La Piedra Omega estaba enterrada bajo la zona de Wall Street, en Manhattan. El Capitán Marvel la tocó, pero al tocarla la gema creció hasta envolverlo y desapareció. En realidad, el Capitán Marvel, había sido teleportado junto a la Piedra a los dominios subterráneos del Hombre Topo, quien pretendían utilizar la energía de la Piedra para alimentar el inmenso cañón láser que planeaba usar para atacar el mundo de la superficie. Spiderman y Mister Fantástico se enfrentaron al Hombre Topo y sus topoides, Basilisco apareció en escena y su actuación permitió liberarse al Capitán Marvel de la Piedra, que recuperó su tamaño normal. El cañón no funcionó bien, y provocó la erupción de los fosos de magma, Basilisco, que pretendía coger la Piedra Omega en ese momento, quedó atrapado bajo la lava. Sin embargo, la Piedra Omega había crecido hasta envolver a Basilisco, protegiéndolo, Basilisco permaneció atrapado en su interior, hasta que la Piedra fue encontrada por miembros de una raza subterránea, uno de los cuales lo liberó inintencionadamente al tocarla. Basilisco poseía ahora los poderes de las Piedras Alfa y Omega, con ellos, provocó la aparición de un volcán en la Tierra Salvaje en la Antártida, y se enfrentó a la Mole en el interior del mismo. Basilisco había utilizado sus poderes para iniciar una reacción volcánica en cadena con la que pretendía destruir la civilización vengándose así por las humillaciones sufridas. Se teleportó junto a la Mole la interior del volcán que había hecho aparecer frente a Nueva York, en el río Hudson y
 sembró el pánico en la ciudad. Sin embargo, Spiderman y la Mole se enfrentaron a Basilisco, quien finalmente cayó al interior del volcán, mientras que sus rayos energéticos fuera de control, destruyeron el volcán enterrando a Elks bajo tierra mientras que Spiderman y la Mole escapaban. Meses después, Basilisco consiguió por fin alcanzar la superficie y emergió en el lugar donde se estaba siendo construido el nuevo edificio de los 4 Fantásticos, la Torre de las 4 Libertades. Sin embargo, apenas había salido a la superficie, fue sorprendido por el enigmático justiciero Azote, que disfrazado de obrero le atacó por la espalda, matándolo de un disparo. El principal poder de Basilisco consistía en la generación de microondas de energía, las cuales podía emitir a voluntad a través de los ojos. Así podía crear un rayo de energía que provocaba un potente vórtice de aire caliente bajo él, capaz de ejercer una fuerza de 270 kgs por metro cuadrado, esta energía bastaba para levantarlo en el aire simplemente dirigiéndola hacia el suelo. Basilisco podía propulsarse hasta un máximo de 125 ms de altura con un solo rayo, y a una velocidad máxima de 400 kilómetros por hora. Al principio precisaba un rayo energético continuo para mantenerse en el aire, pero tras obtener mas poder de la Piedra Omega podía levitar sin necesidad de utilizar sus rayos. También podía emplear su energía para acelerar o decelerar el movimiento molecular de la superficie de cualquier objeto sobre el que proyectaba sus rayos. Decelerando el movimiento molecular de un objeto y de una pequeña capa de aire en torno a él, podía rodearlo con una delgada capa de hielo. Cuando mas prolongado fuera el bombardeo de energía, mayor era la cantidad de hielo formada. Si Basilisco hubiera empleado su poder sobre un ser vivo durante demasiado tiempo, el efecto congelador hubiera traspasado la piel, causando daños tisulares, y posiblemente la muerte del sujeto. También podría acelerar el movimiento molecular de un objeto u organismo, generando calor intenso como un horno microondas hasta una temperatura máxima de 1650 grados, suficiente para fundir el acero. La Piedra Alfa trasformó la estructura celular del cuerpo de Basilisco, dotándolo de fuerza y resistencias sobrehumanas, su piel era mas dura que la de un ser humano normal, y era similar a la de un reptil. Basilisco poseía una capacidad sobrehumana, aunque limitada, para resistir temperaturas elevadas. Aparentemente podía sobrevivir durante largos periodos de tiempo, sin comida ni bebida, también podía teleportarse, y alterar la estructura molecular de los objetos con sus rayos energéticos. La Piedra Alfa también incrementó su inteligencia. Basilik aparece por primera vez en Marvel Team-Up #16 (Diciembre 1973) y es creado por Len Wein y Gil Kane.