domingo, 23 de febrero de 2014

BARON BLOOD

Lord John Falsworth era el menor de los dos hijos de Lord William Falsworth, uno de los miembros más acaudalados de la aristocracia británica de la época victoriana y eduardiana. A la muerte de Lord William Falsworth, poco antes de la 1ª Guerra Mundial, su título fue heredado por su hijo mayor Montgomery, quien según la tradición británica, por su condición de primogénito, heredaba no solo el título, sino el grueso de sus bienes. Furioso, Lord John Falsworth marchó al continente europeo en busca de fortuna, esta búsqueda le llevó a Rumania, donde pretendía encontrar el mítico castillo de Drácula, sobre el que había leído el libro de Bram Stoker titulado "Drácula", publicado años antes. La mayoría de la gente consideraba que el libro de Stoker era una obra de ficción, pero Lord John Falsworth creía que las cartas y los fragmentos de diario que incluía el libro eran auténticos, y describían hechos reales, por lo que decidió encontrar a Drácula, con la intención de controlarlo, y que le ayudara a recuperar su riqueza. Cuando finalmente encontró el castillo, y al vampiro, este logró hipnotizar a Lord John Falsworth, mordiéndolo, con lo que este murió, solo para volver tres días después, pero convertido en vampiro. Debido a su pasado británico, Drácula envió a Lord John Falsworth al país donde Drácula se había enfrentado a Van Helsing y tantos otros, con la intención de que sembrara el caos y el terror. Con la intención de cumplir las órdenes de Drácula, Lord John Falsworth ofreció sus servicios a la Inteligencia Alemana, que le dio el nombre código de Barón Sangre. Como Barón Sangre, ocultaba su rostro con una máscara, y portaba un traje que le asemejaban a un grotesco murciélago de tamaño humano, y le ayudaban a sembrar el terror entre sus víctimas. El Barón Sangre se convirtió en la más importante arma secreta de los alemanes en los últimos años de la guerra. Se enfrentó en varias ocasiones a los Cinco de la Libertad, un grupo de Agentes enmascarados de los Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, y consiguió escapar en todas las ocasiones. Durante las últimas semanas, el Barón Sangre asesinó a varios líderes militares, y a otros nobles británicos, hasta que finalmente fue localizada por Union Jack I, que no solo era miembro de los Cinco de la Libertad, sino que era además el hermano del Barón Sangre. Union Jack I y el Barón Sangre combatieron, y el mayor de los hermanos hirió al Barón con un cuchillo de plata, lo que obligó al Barón Sangre a huir y refugiarse en Inglaterra. Después de la I Guerra Mundial, el Barón Sangre se dedicó al estudio de lo oculto, y cuando Hitler ascendió al poder en Alemania, el Barón Sangre reconoció en él y en sus seguidores, a almas afines, por lo que les ofreció sus servicios como había hecho años antes. Los científicos alemanes le sometieron a dolorosos experimentos a fin de que pudiera soportar el efecto letal que ejerce la luz solar sobre los vampiros, y en parte lo consiguieron, aunque solo durante cortos periodos de tiempo, y a cambio de parte de sus poderes vampíricos, como el de cambiar de forma. El Barón Sangre regresó entonces a la Mansión Falsworth, bajo la identidad de John Falsworth Jr., quien supuestamente era el hijo de Lord Falsworth, como Falsworth Jr. El Barón Sangre utilizaba una falsa dentadura que ocultaba sus colmillos de vampiro, y evitaba la luz en todo lo posible, alegando una enfermedad de la piel. El Barón Sangre inició de nuevo una etapa de terror en Inglaterra, y estuvo a punto de acabar con la vida de su sobrina Jacqueline, pero fue de nuevo localizado, y esta vez no hubo de hacer frente solamente a su hermano, que a pesar de estar retirado, tomó de nuevo la identidad de Union Jack I, sino que hubo de combatir también contra los Invasores, que eran un grupo de superhéroes al servicio de la causa aliada. Union Jack I y los Invasores, descubrieron que Falswoth Jr. Era en realidad el Barón Sangre, y durante la lucha, el Barón cayó sobre una estalactita y quedó empalado. Meses más tarde el Barón Sangre fue resucitado por agentes del Súper Eje, un grupo de seres con poderes sobrehumanos la servicio del Eje, con lo que el Barón Sangre continuó colaborando con los alemanes, hasta que al final de la guerra, el Barón cayó muerto de nuevo, atravesado por una estaca de madera, y debido a su condición de noble, fue enterrado en la Torre de Londres. Años después, Drácula regresó a Londres y ordenó a sus lacayos mortales, liderados por el doctor Charles Cromwell, que resucitaran al Barón Sangre. Con la ayuda de varios vampiros, Cromwell consiguió entrar en la Torre, y una vez allí consiguió resucitar al Barón Sangre sacando de su corazón la estaca, y tras resucitarlo, colocó otro esqueleto, y abandonó el lugar. Drácula abandonó Inglaterra poco después, y Cromwell cayó bajo el dominio del Barón Sangre, quien aprendió todo lo posible de Cromwell y le ordenó trasladarse a un pueblo cercano a la Mansión Falsworth. Una vez estuvo allí Cromwell, el Barón Sangre se unió a él, y cometió una serie de ataques contra los habitantes del pueblo, pero algunos de esos habitantes lograron localizarlo en la casa de Cromwell, y provocaron un incendio, el Barón Sangre mató al doctor Cromwell y a su único pariente, su hija, y dejó los cadáveres en la casa. Así, cuando se extinguió el incendio, los atacantes vieron el cuerpo de Cromwell, y consideraron que el misterioso atacante había muerto también. A partir de entonces, el Barón Sangre tomó la identidad de Cromwell, y aunque los efectos de los experimentos nazis habían desaparecido, devolviéndole la aversión al sol, pero también devolviéndole la totalidad de sus poderes, el Barón Sangre podía aguantar ciertos periodos expuesto al sol, si llevaba la máscara y los demás accesorios que formaban parte de su disfraz de Cromwell. Pero sus impulsos vampíricos le obligaron a atacar a nuevas víctimas, aunque las mataba antes de beber su sangre, evitando así que se convirtieran en vampiros, la policía creyó que los asesinatos los había cometido un maníaco. Sin embargo, un ya muy anciano Lord Falsworth, reconoció en los asesinatos la marca de su hermano y llamó al Capitán América, que ya se había enfrentado al Barón Sangre durante la guerra. Mientras tanto, el Barón Sangre bajo la identidad de Cromwell, se había convertido en el médico personal de Lord Falsworth, a la espera de que la creciente debilidad de su hermano le permitiera convertirlo en vampiro, obligándole a permanecer viejo y decrépito durante toda la eternidad. El Capitán América por su parte descubrió que el cadáver que había en la Torre de Londres no era el del Barón Sangre, y volvió a la Mansión Falsworth, donde combatió al Barón Sangre obligándole a huir. No fue hasta que el nieto de Lord Falsworth, Kenneth, descubrió que el doctor Cromwell era en realidad el Barón Sangre, cuando el Capitán América derrotó al Barón, decapitándolo con su escudo. Después, la cabeza y el cuerpo del Barón Sangre fueron incinerados por separado, y las cenizas fueron esparcidas en zonas distintas, para evitar que el Barón pudiera revivir nunca mas. El Barón Sangre volvió a combatir al Capitán América, pero esta vez como miembro de la Legión de los No Vivos, reclutada por el Gran Maestro, pero fue de nuevo derrotado. Posteriormente a la muerte del original aparecieron hasta 2 nuevos sujetos que reclamaron el título de Barón Sangre. El primero de ellos fue Víctor Strange, hermano vampiro de Stephen Strange, ya desaparecido. El segundo de ellos era Kenneth, sobrino nieto del primer Barón Sangre. Normalmente, el Barón Sangre poseía todos los poderes de un vampiro, pero en mayor grado que sus congéneres, excepción hecha del propio Drácula. El Barón Sangre podía hipnotizar a sus víctimas mirándolas fijamente a los ojos, podía también controlar ciertos tipos de animales como las ratas, y los ratones, y controlar hasta cierto punto, el clima en una limitada zona. Debido a los cambios provocados por los complicados tratamientos que recibió el Barón Sangre, por parte de los científicos alemanes para poder soportar la luz durante ciertos períodos de tiempo, el Barón no pudo utilizar sus poderes metamórficos durante parte de la II Guerra Mundial. A diferencia de otros vampiros, incluido el propio Drácula, el Barón Sangre podía volar sin necesidad de transformarse en murciélago, esto se debe, posiblemente, a que su transformación en vampiro activo alguna capacidad latente de levitación. El Barón Sangre tenía las mismas debilidades que los demás vampiros, incluyendo las estacas de maderas clavadas en el corazón, la presencia de símbolos religiosos, el ajo y la decapitación. También en menor medida gracias a los experimentos realizados por los nazis, era sensible al contacto directo con la luz solar. Estos experimentos, le permitían que, al contrario de los demás vampiros que durante el día permanecían en un estado de trance, podía permanecer completamente activo, siempre que evitara la luz solar. Como vampiro, el Barón Sangre poseía una fuerza sobrehumana que le permitía levantar unos 675 kgs. Baron Blood es creado por Roy Thomas y Frank Robbins en Invaders #7 (Julio 1976).