miércoles, 16 de octubre de 2013

SELENE

La larga vida de Selene se atribuye al hecho de que ella es un "vampiro psíquico", capaz de drenar la energía vital de los demás a fin de ampliar su propia vida. Su nombre deriva de la antigua deidad lunar Selene, hija de los titanes Hiperion y Tea. Selene nació hace 17.000 años. Los ancianos de su tribu la reconocieron como un ser muy avanzado y mandaron a toda la tribu, incluyendo a su propia madre, a sacrificar sus vidas para darle de comer. Selene ha revelado haber sido una vieja enemiga del hechicero Kulan Gat. Kulan Gat estuvo activo durante la Era Hiboria (antes de las civilizaciones registradas) y se sabe que se enfrentó con Conan el Bárbaro y Red Sonja. Por lo tanto, Selene debio haber estado activa durante este periódo. Selene llegó a residir en Roma durante el apogeo de su imperio. Se acercó a Eliphas, un senador muy respetado, cuya esposa lo había dejado por un general llamado Mascius. Selene le ofreció la inmortalidad a cambio de ayudarla a matar y absorber todas las almas en Roma. Eliphas realizó rituales en varios lugares de la ciudad, pero fue descubierto por una niña pequeña. El padre de la niña alertó a las autoridades y Eliphas y Selene fueron capturados antes de que el hechizo pudiera llevarse a cabo. Justo antes de que fueran quemados en la hoguera, Selene mató a los guardias. Luego maldijo a Eliphas por su traición con una vida eterna sometido a tortura, transformándolo en una criatura similar a un vampiro. Eliphas fue enterrado vivo durante 700 años. En tiempos relativamente recientes, Selene fue atrapada por siglos en la Amazonia, en la ciudad románica de Nova Roma. Ella era adorada como una diosa y trabajó para mantener el aislamiento de la ciudad, para que ella pudiera mantener el control. Eliphas, ahora conocído como "Eli Bard", fue despertado por Selene y llevado a Nova Roma, donde fue adorado como un dios. Selene se casó varias veces y tuvo descendientes, incluyendo a Amara Aquila. Su último marido, fue Marcus Domicio Galión, un senador de Nova Roma. En Nova Roma, Selene intentó matar a Amara Aquila. Llevó a Amara en una piscina de lava, liberando así sus poderes mutantes latentes, como Magma. Selene luchó y derrotó a Magma, y conspiró para convertir a Danielle Moonstar en una vampira psíquica como ella, y juntas, conquistar el mundo. Selene luchó contra los Nuevos Mutantes y fue lanzada a la lava y enterrada viva. Selene dirigió a sus fieles para llevar a cabo las tareas que finalmente le permitieron salir de Nova Roma. Selene se dirigió a la ciudad de Nueva York, donde se encontró con Juggernaut en un bar. Selene planeaba seducirlo y asesinarlo, pero fue esto fue impedido cuando Wolverine provocó una riña entre Juggernaut y Coloso. Selene descubrió entonces la existencia de Rachel Summers, a quien Selene buscó para convertirla en su esclava, sólo para ser derrotado por los X-Men. Antes de que los X-Men la salvaran, Selene había rastreado a Rachel hasta la casa de un joven llamado Nicolás Damián, que había dejado a Rachel pasar la noche en su casa. Selene asesinó al joven, y Rachel juró vengarse. Con la ayuda de uno de sus adoradores, Friedrich Von Roehm, Selene se puso en contacto con el Club Fuego Infernal, y obligó al grupo a convertirla en la nueva Reina Negra. Selene fue fundamental en el plan de los X-Men para detener a Kulan Gath, después de que este, transformó a Nueva York en parte de la Era Hiboria. Selene nunca ocultó su desprecio por Sebastian Shaw, el Rey Negro del Club, ni su interés en gobernar el Club Fuego Infernal como única líder. Shaw y Emma Frost, conspiraron para matar a Selene mediante la manipulación y la formación de la joven mutante Estrella de Fuego (Angelica Jones) para asesinarla, aunque esto fracasó cuando Estrella de Fuego descubrió lo que estaban planeando. La relación de Selene y el Club Fuego Infernal con los X-Men llegó a un punto en el cual los X-Men incluso le permitieron a Rachel Summers asesinar a Selene. Wolverine se sentía obligado, por su honor, de evitar que Rachel se convierta en una asesina, y por lo tanto, le salvó la vida a Selene, que hirió gravemente a Summers. Selene se llenó de ira y utilizó el incidente para forzar al Lord Cardinal del Club a cazar y matar a Rachel. Esto provocó una batalla entre los X-Men y el Club Fuego Infernal, pero el conflicto se detuvo inesperadamente cuando llamó la atención la aparición del Nimrod, el super centinela, que asesinó al asistente de Selene, Rhoem, y estaba empeñado en matar a la X-Men y a los miembros del Club. Estos, y los X-Men, acordaron una tregua, luchando juntos hasta que el Nimrod escapó. Después de esta batalla, Selene de nuevo ideó planes secretos que involucraron Nova Roma y a Magma. Magma dejó a los Nuevos Mutantes para unirse a los Hellions, debido a su amor por Empath. Pero poco después, fue llamada a casa por su padre para contraer un matrimonio arreglado con fines políticos en Nova Roma. Sin embargo, de regreso a casa, Magma fue acompañada por Empath, y finalmente se disolvió su supuesto matrimonio, orquestado por Selene. Selene luego regresó a su puesto como Reina Negra del Club Fuego Infernal con ayuda de el demonio Blackheart. Ambos decidieron restaurar el Círculo Interno del Club. Ella ofreció a Sunspot la posición de Torre Negra, que en un principio rechazó, pero luego aceptó cuando Selene y Blackheart le prometieron resucitar el espíritu de Juliana Sandoval, la chica que murió salvando la vida de Sunspot, cuando él se unió a los Nuevos Mutantes. Los otros integrantes del Círculo fueron la Reina de los Gitanos, Margali Szardos y el demonio Hellstorm. Los planes de Selene y Blackheart, finalmente fueron desmantelados por los Cuatro Fantásticos. Selene comenzó a resucitar a un montón de mutantes fallecidos. Selene resucitó a Destiny, la mutante vidente para que le revelara su futuro. Selene vuelve al lugar de su nacimiento en el centro de Europa, acompañado de un nuevo Círculo Interno, que consiste en Blink ,Senyaka ,Mortis ,Wither y Eli Bard. Ella explica su plan en de convertirse en una diosa. A continuación, Selene enfoca a aquellos que ella siente que obstaculizaron su búsqueda de la divinidad: Sebastian Shaw, Donald Pierce, Emma Frost, los X-Men, y Magma. Los zombies de Calibán y Thunderbird la llevan a las ruinas de Genosha para resucitar a todos los mutantes masacrados. Selene y sus zombies a continuación atacaron a los X-Men y su isla de Utopía, secuestrando a Warpath. Ella finalmente se convierte en la diosa que había tratado de ser durante tanto tiempo. Warpath fue capaz de destruir Selene al clavarle una daga en el pecho. Selene estalla en rayos de luz. Algún tiempo después, Blink intentó resucitar a Selene, pero fue detenida finalmente por Emma Frost y un pequeño equipo de X-Men: Blindfold, Pixie y Warpath, junto con el hechicero supremo Doctor Stranger, que logró con éxito purgar de Blink la influencia corruptora de Selene. Selene es a la vez una mutante y una poderosa hechicera. Ella posee una amplia gama de capacidades sobrehumanas, pero nunca se ha definido claramente cuáles de ellas son sus habilidades mutantes reales y cuáles son las habilidades derivadas de fuentes mágicas o de otra índole. Pero, en líneas generales, sus poderes mágicos pueden devenir de su capacidad para alterar la realidad, por lo que la magia quedaría de lado dentro de sus habilidades. Selene es una " vampira psíquica". La apariencia juvenil de Selene y su vitalidad, dependen de su absorción de las fuerzas vitales de una o más personas. Mediante el uso de las energías vitales, Selene puede mejorar su fuerza física, velocidad, resistencia, agilidad, reflejos, y la durabilidad a niveles sobrehumanos. Selene posee un nivel indefinido de telepatia, aunque no es tan poderosa como telépatas, como el Profesor X, Jean Grey ó Emma Frost. Selene es capaz de asumir temporalmente la apariencia de los demás. Al igual que muchas de sus otras habilidades, no se sabe si esto se logra a través de la magia, la telepatía, o por otros medios. Selene posee considerables habilidades mágicas y un amplio conocimiento de la brujería, lo que le permite emitir y contrarrestar hechizos. La primera aparición de Selene es en New Mutants vol.1 # 9 (1983) y es creada por Chris Claremont y Sal Buscema.