domingo, 27 de octubre de 2013

MACHINESMITH

Cuando Samuel "Starr" Saxon tenia 14 años, encontró un robot destruido abandonado en un túnel de metro, tras un combate con los 4 Fantásticos. Llevándoselo a su garaje, pasó los siguientes meses examinándolo pieza a pieza. Un año después, ya había aprendido su funcionamiento y construyó su primer robot. Cuando su madre amenazó con destruirlo porque se obsesionó demasiado con él, programó al androide para que la matara y pareciese un accidente, usando el dinero del seguro para seguir su carrera como roboticista. Tras decidir usar su genio para el enriquecimiento personal, Tinkerer, mecánico de criminales, oyó hablar de él, y lo acogió como protegido. Saxon entonces decidió usar su habilidad para el enriquecimiento personal, y usó los contactos de Tinkerer para ofrecer los servicios de sus robots a jefes de los bajos fondos. Mientras estaba llevando a cabo un encargo de asesinato, uno de los robots de Saxon se encontró con el aventurero conocido como Daredevil, quien lo derrotó y destruyó. Decidido a vengarse del justiciero por haberse entrometido en sus planes, Saxon comenzó un elaborado plan contra el aventurero que le llevó a adoptar la identidad de uno de los mayores enemigos de Daredevil: Mister Miedo. En la batalla final entre ambos, Saxon cayó desde lo alto del hovercraft que debía servirle para huir, y cayó al vacío desde cientos de pies de altura muriendo. Sin embargo, sin que la policía ni Daredevil se dieran cuenta, los robots de Saxon llevaron a cabo su programación, que incluían preservar la vida de su creador. Recogieron el inerte cuerpo de Saxon y lo llevaron a su laboratorio, allí, traspasaron las pautas cerebrales de su creador a un robot. Cuando Saxon recuperó la "consciencia", vio que su cuerpo humano había muerto y que ahora habitaba el cuerpo de un androide. En un principio se sintió frustrado, pero decidió sacar el máximo provecho a la situación, y construyó una serie de robots con mayor apariencia humana que el que portaba actualmente y reasumió su antigua profesión de creador de robots, bajo la identidad de Forjador de Máquinas. Su nueva especialidad era crear máquinas de aspecto humano, que parecían y actuaban como tales y eran prácticamente indistinguibles. Uno de sus robots, el que creó a imagen y semejanza del Barón Strucker, engañó a SHIELD durante años antes que estos descubrieran que era un robot. Otro de ellos, el que hizo con la imagen de Magneto, engañó al mutante Mesmero durante meses, en los que él convivió con el robot. Su primer encuentro como androide con un superhéroe fue un encargo de crear robots para la Corporación, que le llevo a enfrentarse a la Mole y Sota de Corazones, pero pudo escapar transfiriendo su consciencia a otro cuerpo. Estos éxitos no le libraban de la frustración por su pseudo vida, sin embargo, su programación le impedía acabar con su vida.
Dispuesto a suicidarse, y durante un enfrentamiento contra el Capitán América, engañó al vengador atrayéndolo mediante el androide Hombre Dragón para que destruyera su computadora central, esto provocó que todos los robots del Forjador se apagaran, pero ni aún así Saxon murió. Al reactivarse, Forjador decidió que su existencia como androide era muy superior a su antigua existencia humana, y comenzó a estar feliz con su forma de vida. Meses más tarde, fue contactado para trabajar en exclusiva para las compañías de Mr Smith, quien, Forjador poco después descubriría, era realmente el villano nazi Cráneo Rojo, ahora tratando de destruir América desde dentro. Trabajando para Cráneo como parte de su círculo interno de colaboradores, la Escuadra Calavera, Forjador diseñó su sistema de seguridad, y participó en varios planes, en los que normalmente se veía implicado el Capitán América. Estas misiones incluyeron rescatar al androide Durmiente de Cráneo e infiltrarse en la Mansión de los Vengadores y otra infiltración en la Mansión para lavar el cerebro al equipo de apoyo de estos. Además, Forjador ayudó a rescatar a Cráneo de una mazmorra donde le había puesto su enemigo Magneto, en el Club Fuego Infernal, y de un equipo de superhéroes alemanes donde había sido llevado a juicio. Cuando Cráneo Rojo desapareció, Forjador de Máquinas comenzó a trabajar para Tony Stark alias Iron Man, por aquella época controlado mentalmente por Inmortus, ayudándole a construir su refugio ártico y a preparar sus planes para atacar a los Vengadores. Cuando su cuerpo androide fue destruido, su consciencia huyó. Contratado por una potencia enemiga de Estados Unidos, el Forjador de Máquinas creó evidencia que mostraba al Capitán América como un traidor a su país, lo que obligó al Presidente a destituirle. Aún así, el Capitán descubrió el plan del Forjador de asesinar el Presidente y lanzar un ataque nuclear a Estados Unidos y pudo detenerle. En su cuerpo robótico, el Forjador de Máquinas tiene una fuerza sobrehumana que le permite levantar alrededor de una tonelada. El Forjador de Máquinas habita en un sistema cibernético, el cual está equipado con un sistema láser, que permite transmitir sus pautas mentales de un aparato electrónico a otro, e incluso puede habitar en varios cuerpos robóticos a la vez. Sus poderes físicos van en función del cuerpo robótico que tome. En ocasiones tomó el control del cuerpo del Cuarto Durmiente y adquirió sus poderes. EL Forjador de Máquinas es quizás el mayor experto en fabricación de robots del mundo. Debido a su programación, Saxon es incapaz de acabar con su vida, por su propia mano. Machinesmith aparece por primera vez en Daredevil #49 (Febrero 1969) y es creado por Stan Lee y Gene Colan.