sábado, 27 de julio de 2013

JUBILEE

Jubilation Lee es una adolescente norteamericana de ascendencia china, que nació en Beverly Hills, California, donde vivió con su adinerada familia. Sus padres eran inmigrantes. Una inmensamente talentosa gimnasta, se creía que tenía el potencial para participar en los juegos olímpicos. Sin embargo, su vida fue hecha pedazos cuando sus padres fueron asesinados por los asesinos a sueldo Reno y Molokai. Júbilo fue mandada a un orfanato, pero escapo de allí y se ocultó en un centro comercial de Hollywood, robando comida para sobrevivir. Descubrió por primera vez su poder mutante de generar 'fuegos artificiales' de energía, con efectos cegadores o explosivos, cuando escapaba de los guardias de seguridad del centro comercial. El estrés que le produjo escapar de los guardias de seguridad causó que Júbilo emitiera una enorme explosión de energía luminosa cuando se encontraba en un callejón. Esto desorientó por completo a los hombres y le permitió escapar. Al descubrir su habilidad mutante de crear fuegos artificiales, se dio cuenta de que podría obtener dinero usando sus poderes para entretener a los clientes del centro comercial. Frustrados por la naturaleza rebelde de la joven y sus poderosos fuegos artificiales, el equipo de seguridad del centro comercial contrató a los cazadores de mutantes conocidos como la M-Squad para capturarla. Júbilo se defendió haciendo explotar los rayos de tracción de energía de la M-Squad, pero fue finalmente capturada por ellos. Fue rescatada por las integrantes de los X-Men, Dazzler, Psylocke, Rogue y Storm, quienes estaban de compras en el centro comercial. Por curiosidad, Júbilo las siguió hasta entrar a un portal creado por el mutante aborigen Gateway. Se encontró en la base de operaciones temporal de los X-Men, en lo profundo del 'outback' de Australia. Se ocultó de los X-Men hasta que abandonaron la base y sus enemigos, los Reavers, capturaron a Wolverine. Mientras vivía en la base, Gateway era en único que estaba al tanto de la existencia de Júbilo. Durante su estancia en la base, robó comida y tomo prestada ropa de varios de los X-Men para crear un traje para ella misma. También fue atacada por un perro cibernético, y se vio forzada a usar sus poderes en defensa propia haciendo explotar al animal. Esta fue la primera vez que Júbilo se enteró de que sus poderes podían causar verdadero daño, aunque en un retcon posterior, durante la primera vez que usó sus poderes causó destrucción a una escala similar. Mientras se escabullía en las cavernas de la base, Júbilo fue sorprendida y horrorizada al encontrar a Wolverine atado a una cruz en forma de X, siendo torturado por los Reavers. Los Reavers dejaron de torturar a Wolverine para buscar refugio de una tormenta que se aproximaba, dejando sólos en el exterior a Wolverine y a Júbilo. Júbilo se encontró indecisa entre su deseo de ayudar a Wolverine y el miedo a lo que fueran a hacerle los Reavers si la encontraban auxiliándolo. Así, Júbilo vio que mientras la tormenta llegaba, Wolverine entró en uno de sus ataques incontrolables de furia y convocó suficiente fuerza para desgarrar sus brazos (que habían sido enclavados a la cruz mientras lo torturaban) y liberarse antes de colapsarse en el suelo. Júbilo finalmente tomo una decisión y se arriesgó a ayudar a Wolverine, y lo ayudo a regresar a su escondite en la base, donde hizo lo mejor que pudo para que sanara (después de ser brutalmente atacado por los Reavers en repetidas ocasiones, días de exposición en el clima árido del 'outback' y la falta de alimento y agua, el factor de curación de Wolverine estaba trabajando al límite, impidiéndole sanar a la misma velocidad que lo haría normalmente). Antes de que Wolverine se recuperara por completo, los dos fueron forzados a abandonar su refugio cuando los Reavers los localizaron e intentaron capturarlos. Lograron escapar y llegar a Madripoor. Posteriormente, Júbilo hizo equipo con Wolverine en numerosas misiones a través del mundo. Durante este tiempo pudo defenderse por su cuenta contra La Mano e hizo estallar una sección del castillo del Mandarin cuando ella, Wolverine y Psylocke eran prisioneros del supervillano. Wolverine llevó a Júbilo con el Profesor Charles Xavier, quien recibió a la joven con los brazos abiertos, y ella y Wolverine desarrollaron una relación cercana tipo padre-hija el uno con el otro. Júbilo necesitaba de la guía de un padre, mientras que Wolverine necesitaba de la paz y alegría de un niño. Debido a esta relación, Júbilo es comúnmente identificada como la compañera de aventuras no oficial de Wolverine. El dúo trabajó en conjunto para derrotar a los Centinelas, Omega Rojo, Sabretooth, Mojo y Sauron, e incluso busco vengarse de Reno y Molokai por el asesinato de sus padres. Júbilo posee el poder mutante de generar brillantes destellos de energía de plasma de la punta de sus dedos. Se refería a esos glóbulos de energía como fuegos artificiales. Los glóbulos obedecían a su control mental, viajando a donde los dirigiera, ordenándose en esferas, corrientes y otras formas, y explotaban cuando lo deseaba. La fuerza de la energía podía variar desde una multitud de chispas de colores capaces de cegar temporalmente a una persona, hasta a una poderosa detonación capaz de destruir objetos y propiedades, o incluso un explosión precisa dentro de un cerebro humano que produjera los efectos de una apoplejía. Júbilo podía absorber estos fuegos artificiales de regreso a su cuerpo sin sufrir lesiones. En sus primeras apariciones Júbilo demostró también poseer algún tipo de inmunidad a la telepatía, pero esto fue olvidado rápidamente. En ocasiones ha usado esta habilidad para esconderse de telépatas y de los centinelas. La primera aparición de Jubille es en Uncanny X-Men #244 (Mayo de 1989) y es creada por Chris Claremont y Marc Silvestri.