lunes, 6 de mayo de 2013

GHOST RIDER

La madre de Johnny Blaze, Naomi Kale, era descendiente de una familia maldita por la figura del Motorista Fantasma, a causa de antiguos pactos con el demonio Mefisto; esta maldición fue recorriendo la línea generacional en diversas ocasiones, hasta llegar a Naomi que, conocedora de todo esto, prefirió abandonar a sus hijos antes que permitir que la maldición les afectara. Así, Johnny Blaze quedó huérfano cuando su padre, el motorista acróbata estrella del Crash Simpson's Daredevil Show, murió intentando desafiar las leyes físicas en uno de sus números. Adoptado por el dueño del espectáculo, Crash Simpson, el joven dominó los trucos de la acrobacia motociclística en poco tiempo. Años después, descubrió que su padre adoptivo tenía una rara enfermedad en la sangre, de modo que, aprovechando su interés por lo sobrenatural, Blaze puso en práctica un antiguo ritual para convocar al demonio Mefisto y cambiar así su alma por una cura para su padre adoptivo. Sin embargo, este sacrificio fue en vano, y Mefisto usó sus estratagemas para salirse con la suya: Crash superó su enfermedad y se vio rejuvenecido, pero murió poco después realizando la acrobacia más peligrosa de su carrera. De este modo, un triunfante Mefisto se materializó para exigir su precio ante el joven, pero la hija de Simpson, Roxxane, expulsó al demonio mediante un hechizo de destierro que había encontrado en uno de los libros de Blaze. Aunque vencido, Mefisto decidió no dejar así las cosas, por lo que unió la esencia del demonio Zarathos con el cuerpo de Johnny. A partir de este momento, cada anochecer se produciría la fusión de ambos espíritus bajo la forma del Motorista Fantasma. Durante años, Blaze y Zarathos lucharon por el control del Motorista; Johnny en concreto estaba particularmente concienciado en evitar que el demonio causara destrozos.Finalmente Zarathos pudo ser exorcizado cuando Zarathos y Centurius fueron absorbidos por el Cristal de Almas; Blaze, totalmente desligado de Mefisto y de cualquier conexión con el Motorista Fantasma, acabó comprando parte del show acrobático al que de niño había llamado hogar y casándose con Roxanne, que le dio dos hijos. Más adelante, cuando apareciera el segundo Motorista Fantasma en el cuerpo de Dan Ketch, Blaze pensó que Zarathos había hallado un modo de regresar a la Tierra, de modo que intentó exorcizarle, pero cuando Ketch consiguió convencerle de que no era el demonio, ambos se hicieron aliados, descubriendo más tarde que eran hermanos. Habiendo perdido a su esposa e hijos (su esposa fue asesinada por el villano llamado Anton Hellgate y sus hijos fueron raptados por el demonio Ba'al), Blaze acabó por hacerse a la idea de que el huésped humano para el Motorista Fantasma es su hermano; así, reencontrándose con su prima lejana Jennifer Kale, John continuó buscando a sus hijos, a la espera de que algún día pueda llevar una vida normal. Johny Blaze intervino en la crisis conocida como la Ascensión de los Hijos de la Medianoche, acompañando a los Redentores del Darkhold para destruir las páginas de este libro demoníaco. John descubrió que la hechicera Jennifer Kale era su prima, cuando estaba ayudando a Dan Ketch a descubrir el verdadero origen de su espíritu Motorista Fantasma. Jennifer intentó ayudarlo a encontrar a sus hijos desaparecidos, pero finalmente tuvieron que darse por vencidos y abandonaron por completo la búsqueda. Durante ese tiempo, Corazón Negro había revivido a Roxanne como Rosa Negra, uno de sus demonios a su servicio. Aunque la demonio no recordaba su pasado, Noble Kale restauró sus memorias cuando se erigió gobernador del Infierno. Aparentemente al sentir que John se había marchado, Roxanne decidió dejar que continuara pensando que había muerto. Empezando de nuevo su vida, John encontró un nuevo trabajo como contable y conoció a Chloe. Sin embargo, John seguía ligado a Zarathos y el demonio empezó a manifestarse de nuevo. Regularmente volvía a transformarse en el Motorista Fantasma, por lo que dejó su trabajo y regresó a la carretera. Pero la personalidad del Motorista era diferente, menos dialogante y más indiferente al bienestar de los inocentes. Desesperado para escapar de su nueva maldición, John contrató al mercerario Gunmetal Gray para que matara al Motorista. Finalmente John y Zarathos decidieron hacer las paces y se fusionaron de una nueva forma derrotando al obstinado Gray. Finalmente las fuerzas de Lucifer lograron engañar a John para que realizara un trato con el diablo y fuera enviado al Infierno. Dos años después, aún en el Infierno, el Motorista Fantasma estaba condenado a intentar huir eternamente sin lograr escapar, pero el ángel Malachi acudió a él y lo engañó para que detuviera al demonio Kazann haciéndole creer que podía liberarlo. El Motorista se enfrentó a Hoss y Ruth, un demonio cazador y una arcángel vengadora, en su camino hacia Kazann. Finalmente logró impedir el intento de conquistar la tierra del demonio, pero regresó al Infierno traicionado por Malachi. Lucifer engañó al Motorista haciéndose pasar por el demonio Greexix. Aunque ayudó a escapar del Infierno al Motorista lo hizo para que él pudiera encarnarse en la Tierra. Johnny se enfrentó a él en una gasolinera y descubrió que el alma de Lucifer había quedado fragmentada en 666 partes, cada una de las cuales podía animar al cadáver de un recién fallecido. Decidido a terminar con Lucifer, el Motorista Fantasma inició la persecución de cada una de las encarnaciones del diablo pese a saber que cada vez que terminaba con una de ellas la energía vital se repartía entre las restantes, que iban incrementándose en poder hasta que únicamente quedara una. Ghost Rider es creado por Gary Friedrich y Mike Ploog en Marvel Spotlight # 5 (Agosto 1972).