viernes, 19 de abril de 2013

RED SKRULL

El primer Red Skull apareció en los años cuarenta y su nombre verdadero era George John Maxon, un hombre de negocios estadounidense y agente nazi que lideraba un círculo de espías y saboteadores. Enfrentó al Capitán América durante dos misiones. Siendo un oponente formidable, Maxon, fue asesinado durante su último encuentro con el héroe, sin embargo, reaparecería para un último encuentro con el Capitán América y Bucky antes de ser asesinado. Más tarde se reveló que Maxon era un agente de Johann Schmidt, el verdadero Cráneo Rojo. La primera aparición de Red Skull I es en Captain America Comics #1 (Marzo 1941) y es creado por Joe Simon y Jack Kirby. Como muchos supervillanos, Johann Schmidt tuvo una infancia traumática que lo marcó como villano en la adultez. Su madre murió en trabajo de parto y su padre lo culpó por ello, e incluso trató de asesinarlo, siendo detenido por el doctor. Más tarde, su padre cometió suicidio y Johann quedó huérfano. Creció en las calles, sobreviviendo a duras penas, y su odio por la humanidad creció día a día. Un episodio clave fue cuando se enamoró de una muchacha judía: al ser despreciado por ella, la asesinó, encontrando así alivio a sus frustraciones. Con ello, su depravación creció aún más. En su adolescencia, durante el alzamiento del Tercer Reich, Schmidt consiguió su más próspero trabajo, como botones de un hotel. Allí sirvió en las habitaciones del mismísimo Adolf Hitler. Por casualidad, estuvo presente cuando el Führer regañaba furiosamente a un oficial y juró que entrenaría a Johann, un simple botones, para ser que fuera un mejor Nacional Socialista. Atento a su juventud e intuyendo su naturaleza interior oscura, Hitler decide proceder con el desafío y recluta a Schmidt. Insatisfecho con la instrucción estándar que sus subordinados usaron para entrenar a Schmidt, Hitler se encargó de la tarea personalmente. Sobre el final, Hitler le entrega a Schmidt un uniforme único y singular con una máscara de calavera roja grotesca, y así emergió como Red Skull (Craneo Rojo) por primera vez. Su rol fue la encarnación de la intimidación Nazi, mientras Hitler se mantenía como el líder popular de Alemania. Así, Red Skull fue la cabeza designada de las actividades terroristas nazis con un gran rol adicional en el espionaje externo y sabotaje. Tuvo éxito, sembrando caos en toda Europa durante las primeras etapas de la Segunda Guerra Mundial. El efecto de propaganda fue tan grande que el gobierno estadounidense decidió contraatacar creando su propio equivalente, Steven Grant Rogers, el Capitán América. Las dos contrapartes pronto chocaron entre sí, en lo que se denominaría como series de compromisos a lo largo de la guerra, finalizando en una batalla que dejó al Craneo enterrado bajo los escombros de un edificio bombardeado (inmediatamente expuesto a un gas experimental allí, permaneció en animación suspendida por décadas). Con la desaparición de Schmidt en 1945, la reputación de Skull era aún lo suficientemente formidable para probarse útil. En 1953, un agente comunista llamado Albert Malik estableció su organización criminal/espía en Algeria y asumió la identidad de Red Skull, fingiendo ser el original.
Eventualmente, Johann fue rescatado por la organización terrorista, HYDRA. El Craneo prontamente subvirtió una célula por sus propias ambiciones de conquista global y la muerte del Capitán América. Cuando Johann reapareció, él y Albert comenzaron por antagonizar el uno con el otro mientras ambos aclamaban la identidad de Red Skull. Finalmente Albert fue la víctima de un asesinato organizado por Johann, a manos de Scourge of the Underworld. Johann continuaria su guerra en contra de el Capitán América, pero ni siquiera cuando poseyó el Cubo Cósmico alterador de la realidad pudo considerarse victorioso. Estableciendo una colonia Nazi en una isla desierta, el Craneo tuvo una hija que eventualmente sería conocida como Madre Superiora. La guerra entre el Capitán América y Red Skull en la era moderna alcanzó un punto de ruptura cuando Red Skull descubrió, un día, que el gas que lo había colocado en animación suspendida, ahora se disipaba y que su cuerpo estaba envejeciendo rápidamente, llevándolo a lo que debería ser la edad normal del Craneo. Ya físicamente en sus 80, un Red Skull débil planea un arreglo de cuentas final con su archi-rival. Secuestrando a los aliados más allegados del Capitán América, lo forzó a rendiste ante el y lo obligo a someterse ante un tratamiento médico que lo envejeció a su edad legítima. Los dos hombres, ya con sus antiquísimos cuerpos, lucharon un último duelo a muerte. Pero en el último minuto, el Capitán América se negó a asesinar a Red Skull quien murió maldiciendo al Capitán. Muerto al fin, pareció que la guerra en contra de Red Skull había finalmente acabado mientras Los Vengadores fueran capaces de restaurar la juventud de Roger. Craneo Rojo no permanecería muerto por mucho tiempo; el genetista nazi Arnim Zola, quien había obtenido muestras de ADN del Capitán América años antes, resolvió que la mente del Craneo fuera trasplantada en el cuerpo de un clon del Capitán América en el momento de su muerte. Asumiendo la identidad de "John Smith" (por coincidencia, el equivalente inglés de su nombre natural en alemán), Skull decidió que se auto-reinventaría a sí mismo y a su búsqueda de poder absoluto como medio para celebrar su tramposa muerte. Red Skull abandonó su largamente sostenida fe en el nacionalsocialismo y Hitler y se guió, en cambio, por la ideología americana como su nueva motivación, viendo mucho potencial en USA en los '80 y decidió establecer su propio equilibrio dentro de Washington DC, culminando con su obtención de control sobre "La Comisión", un cuerpo gubernamental que monitoreaba y regulaba las actividades de los superhéroes en Washington. El mayor movimiento de Skull sería su plan de remover a Rogers de la posición de Capitán América y reemplazarlo con un jingoísta extremista llamado John Walker. A pesar de que Walker en un principio quiso vivir según los ideales de su predecesor, el Craneo entró en acuerdo con los asesinos de los padres de Walker, conduciéndolo a la locura y a una espiral de homicidio como parte de su plan para manchar el nombre del Capitán América. Sin embargo, los planes de Skull quedaron de lado cuando el jefe de Skull fue asesinado justo enfrente del Capitán América. A punto de ser expuesto, Skull trató de manipular a Walker para que asesine a Rogers. Cuando Rogers venció a Walker, el Craneo pareció presumir que Rogers no podría tocar a Skull debido a su nuevo status como un rico hombre de negocios americano. Rogers notó entonces que el Craneo ya no fumaba el cigarro que sostenía en la boca. El cigarro, resultó contener una dosis letal del veneno favorito de Skull, Dust of Death, supuestamente reservado para Rogers.Rogers es salvado cuando Walker golpeó a Craneo Rojo repentinamente por detrás con su escudo. Como resultado, Schmidt sufrió el desfiguramiento atribuído al Dust, su rostro se convirtió, literalmente, en un Craneo Rojo.Sin embargo, Red Skull no murió, presuntamente debido a su desarrollado nivel de inmunidad a su veneno personal. Después de esto, el Craneo fue atacado por el mutante terrorista Magneto, un judío sobreviviente al Holocausto que quería castigarlo por su involucramiento con el régimen de Hitler. Magneto lo enterró vivo con suficiente agua para unos pocos meses. El Craneo permaneció allí hasta que fue rescatado por su seguidor Crossbones. La relación de Red Skull con otros supervillanos en los '90 fue problemática, debido a que muchos villanos lo evitaron por su historia nazi. En la serie Streets of Poison de 1989, el Craneo propone una alianza con Kingpin para traficar drogas en Nueva York, pero él se rehusa a aliarse con nazis. Entonces derrota al Craneo en un combate mano a mano, perdonándole la vida con la condición de no volver a acercarse nuevamente al territorio de Kingpin. En Acts of Vengeance (1989) el Craneo reclama a The Wizard disculparse por un insulto, a lo que The Wizard responde "¡Te verás bienvenido en el Cielo antes de que yo diga que lo lamento!". No mucho tiempo después, fue secuestrado por Magneto. Una excepción prominente es su compañero nazi Baron Wolfgang Von Strucker, líder de la organización terrorista HYDRA. Después de que los agentes de Skull permitieron que Strucker renaciera, un agradecido Strucker permite al Craneo el uso de los recursos de HYDRA. Red Skull no cuenta con habilidades sobrehumanas. Fue un gran estratega y mente maestra política. Cuando Red Skull adquirió el suero super-soldado, realzó el cuerpo clonado de Steven Rogers, fue dotado con un cuerpo en una condición física perfecta, fuerte, ágil y con una resistencia que excedía la de los atletas olímpicos. A pesar de la cicatriz que cubría su cara y cabeza, sus nervios aún eran funcionales. Fue entrenado en el uso de la mayoría de las armas de fuego convencionales y fue un buen combatiente mano-a-mano. Típicamente se armó con un cigarro trampa que podía encender un gas venenoso fatal llamado "Dust of Death" que distorsionaba el rostro de sus víctimas en un "craneo rojo".
La primera aparicion de Red Skull II (Johann Schmidt) es en Captain America Comics #7 (Octubre 1941) y es creado por Joe Simon y Jack Kirby.Tras la muerte de Josef Stalin en 1953, Georgi Malenkov del gobierno soviético designó a Albert Malik tomar la identidad de Craneo Rojo, con la esperanza de capitalizar la reputación del original a pesar de la historia de la hostilidad entre el comunismo y el nazismo. Su primera misión fue localizar el fuerte Hitler & 339; supuestamente situado en las Naciones Unidas, donde se mantenían secretos armamentísticos nazis. Invadió el edificio de las Naciones Unidas ese mismo año, pero se opuso el Capitán América y Bucky, quienes lo derrotaron. Electro, un super-operatorio Soviético que habían luchado en contra del Capitan America y Bucky anteriormente, fue reclutado para ayudar a Malik. Con la ayuda de Electro, Malik logró obtener la caja fuerte con la información deseada. Cuando finalmente la examinó, encontró sólo la figura de una placa que identificaba la verdadera ubicación de la caja fuerte. Malik finalmente encontró la caja fuerte, pero no encontró nada de valor ya que solo contenía manuscritos antiguos de Hitler, medallas y bocetos. Mas tarde, Malik se embarcó en un plan para obtener cohetes estadounidenses para la URSS al hacerse pasar por un científico. Posteriormente asesino y sustituyo al senador Joseph McRooter, usando su identidad para reclutar a criminales de guerra para difundir falsas acusaciones buscando simpatía comunista. Sin embargo, nuevamente el Capitán América y Bucky lo derrotaron de nuevo. Malik se mudó sus operaciones a Argelia, convirtiéndose en el autor intelectual de una organización delictiva. Décadas después de sus enfrentamientos con los Estados Unidos de 1950 el Capitán America identificó a dos agentes encubiertos del gobierno de los EE.UU., Richard y May Parker. Ellos habian muerto y habian sido acusados de deserción. En los últimos años, el hijo de ellos, Peter Parker, se enteró de las acusaciones contra sus padres y viajó a Argelia para investigar su muerte. Spider-Man derrotó a Malikla y lo forzó a una confesión que proporcionaba suficiente evidencia para probar que sus padres no eran traidores. Expulsado de Argelia, Malik más tarde obtuvo un arma nuclear, pero se opuso El Peregrino, Ojo de Halcón y el Arenero, quienes fueron empleados por Sable de Plata. Malik activó su bomba, pero Sadman fue capaz de evitar la detonación. Malik fue sentenciado a prisión en Argelia. Malik escapó de la cárcel, aunque todos sus subordinados muriendo mientras él llegaba a un helicóptero de evacuación. A medida que se fue volando, se puso su máscara y comenzó a trazar nuevos planes, pero su piloto resultó ser un miembro renegado de la Plaga del Ángel del Programa de Underworld. El piloto asesinó a Malik, tirando su cadáver desde el helicóptero. El asesino se puso en contacto con su empleador, el nazi Cráneo Rojo (Johann Shmidt), quien se reía de la muerte de su imitador. La primera aparición de Red Skull III (Albert Malik) es en Captain America Comics #61 (Marzo 1947) y es creado por Joe Simon y Jack Kirby.