domingo, 21 de abril de 2013

NAMOR the sub-mariner

En 1920, el capitán Leonard McKenzie realizaba una expedición en el Polo Sur. Para romper los hielos que impedían el avance del barco, tiraron una cargas de profundidad, que cayeron sobre la ciudad submarina de Atlantis, causándole graves daños. El emperador Thakkor mandó a su aventurera hija la princesa Fen a investigar el origen de sus males. Se encontró con el capitán McKenzie y ambos se enamoraron , llegándose a casar en el barco. Pero los atlantes atacaron el navío para rescatar a la princesa, separándolos para siempre. Fen regresó a la ciudad embarazada y su hijo fue bautizado como Namor, el hijo Vengador. Namor creció en Atlantis, odiando a la humanidad y en compañía de sus primos Namora y Byrrah. En 1939, fue enviado por su abuelo Thakkor a explorar la superficie, donde respondió con hostilidad a los ataques de los humanos. Esto le llevó a enfrentarse con la Antorcha Humana original en varias ocasiones, siendo resueltos los combates gracias a la mediación de la policía Betty Dean, quien se llegó a enamorar del atlante. En 1940, Hitler declaró la guerra a Atlantis y Namor fue el encargado de rechazar los ataques nazis. Esto hizo que se pasara al bando de los Aliados y peleara junto a la Antorcha Humana y el Capitán América en las filas de Los Invasores en Europa y Japón. Al acabar la Segunda Guerra Mundial, Namor se unió al Escuadrón de Vencedores hasta su disolución en 1949. Tras esto se enfrentó varias veces a su primo Byrrah. En 1958, Namor fue enviado a investigar la causa de unos temblores que azotaban Atlantis, y encontró en una caverna de la Antártida a Paul Destine (conocido como Destino), quien poseía el Casco de Poder (que proporcionaba poderes psíquicos). Destino había viajado con el padre de Namor en busca de civilización perdida. Enfurecido, Destino destruyó Atlantis y dejó amnésico a Namor, quien vagó por el mundo de la superficie durante años como un vagabundo. En 1962 fue encontrado por Johnny Storm, quien le devolvió la memoria al arrojarlo al mar. Namor encontró Atlantis destruida y echó la culpa a los humanos, por lo que atacó Nueva York. Fue detenido por los Cuatro Fantásticos, conociendo así a Susan Storm, por la que se sintió atraído. Namor se alió con el Doctor Doom para combatirlos de nuevo, pero fue traicionado. Consiguió encontrar el nuevo emplazamiento de Atlantis, de la cual fue nombrado soberano. Muchos dudaban de que fuera el adecuado, entre ellos Krang, hasta que Namor consiguió el Tridente de Neptuno. En agradecimiento a su apoyo, Namor nombró consejero real al anciano Vasthi. Namor peleó también contra los Vengadores junto a Hulk, liberando al Capitán América del bloque de hielo donde estaba congelado. Un científico conocido como Doctor Dorcas, creó a su némesis, Tiburón Tigre, transformando a Todd Arliss en un ser submarino a partir del ADN de Namor y un tiburón tigre. El atlante lo derrotó y juró ayudarlo a volver a ser humano, por petición de su hermana Diane Arliss. Namor encontró a Destino, quien se confesó destructor de la vieja Atlantis. Namor luchó contra él, que pretendía ser elegido presidente de Estados Unidos; pero Destino se volvió loco y se acabó suicidando. El Casco de Poder resultó ser la Corona Serpiente, que poseyó a los atlantes. La Corona procedía de Lemuria, a donde viajó Namor para acabar con ella y el reinado de su creador, el tiránico rey Naga. Namor se enfrentó varias veces contra el bárbaro Attuma, el señor de la guerra Krang, Tiburón Tigre, su primo Byrrah... El Dr. Dorcas también transformó a un atlante en Orka, obligado por Krang, que controlaba a las ballenas y atacó Atlantis, que fue defendida por Tiburón Tigre, debido a la ausencia de Namor y a cambio de la mano de Lady Dorma. Finalmente, ambos fueron sepultados por una avalancha. Namor fue a Lemuria para proponer a su amigo, el rey Karthon, una alianza contra los hombres de la superficie. Pero al llegar se encontró con que la reina era ahora Llyra (hija de un lemuriano y una humana). Consiguió vencerla a ella y sus criaturas, y liberó al rey. Namor decidió que había llegado el momento de formalizar su relación con Lady Dorma y le propuso matrimonio. La boda fue oficiada por el mismísimo Proteo, pero después de dar el "sí quiero", la novia resultó ser Llyra disfrazada, que quería convertirse en la reina de Atlantis. Llyra reveló que tenía prisionera a Dorma, y Namor fue a rescatarla mientras Karthon defendía la ciudad de un ataque de Attuma. Pero el Hombre Submarino llegó tarde, ya que Llyra rompió la pecera donde tenía encerrada a Dorma, y esta murió asfixiada en la superficie. Profundamente deprimido, Namor decidió abandonar el trono atlante e ir al mundo de la superficie. Diane Arliss le informó de que su padre podría estar vivo, y fue a buscarlo a Boston. Mientras se dirigía hacia allí, se le apareció el Doctor Extraño, quien le pidió que lo ayudara en diversas ocasiones junto a Hulk, fundando así Los Defensores. Pero cuando llegó, el capitán McKenzie ya estaba secuestrado por Llyra y Tiburón Tigre, que lo mataron sin que Namor pudiera salvarlo. El atlante siguió recorriendo mundo, encontrándose en las ruinas de la vieja Atlantis con su prima Namorita, juntó a la que derrotó a Byrrah. Namor encargó la custodia de su joven prima a la ya anciana Betty Dean-Prentiss. Namor regresó a Atlantis tras la matanza de los Hermanos (una pacífica raza extraterrestre que buscaba un nuevo hogar en la Tierra). La única superviviente fue Tamara, que pasó a formar parte de la población atlante, a los que traicionó varias veces. La captura de Tamara por unos pescadores rusos en aguas americanas y su traslado a la sede de la ONU provocó el enfrentamiento de Thor y Namor y la invasión atlante de Nueva York, que se solucionó al ser liberada Tamara. Durante un vuelo, Betty Dean y Namorita fueron secuestradas junto al resto del avión y fueron transformados en anfibios por el Doctor Hydro. Namor los rescató y desbarató su intento de conquistar Atlantis. Los anfibios fueron transformados en humanos normales cuando Reed Richards encontró el antídoto. También Reed le dio a Namor su nuevo traje, que le permitía respirar fuera del agua (poder que había perdido temporalmente debido al contacto con un gas nervioso). Durante esa etapa, Namor se alió con el Doctor Doom en varias ocasiones. Namor volvió al trono atlante y se enamoró de Marrina (alienígena miembro de Alpha Flight), debido a lo cual comenzó a ignorar sus deberes como monarca y su pueblo le pidió que abdicara. De nuevo condenado a vagar por la superficie, aceptó la oferta del Capitán América de unirse a los Vengadores, grupo que abandonó para liderar a los atlantes que le eran fieles en el nuevo reino de Deluvia. El matrimonio con Marrina no duró mucho, pues ella se convirtió en un monstruo descontrolado debido a una mutación y tuvo que ser asesinada por Namor, acompañado de los Vengadores. Namor es un mutante hijo de un ser humano y una atlante, y como tal posee poderes diferentes a los de ambas especies. Su fuerza es muy superior incluso a la de los Atlantes y posee una resistencia increíble, a pesar de lo cual una prolongada ausencia de contacto con el agua puede debilitarlo mucho e incluso matarlo. También posee una longevidad superior, de hecho tiene el mismo aspecto que en la 2ª guerra mundial. Su piel es humana y no azulada, puede volar gracias a las alas de sus tobillos y puede respirar indefinidamente en aire u agua por igual. También posee la habilidad de comunicarse y controlar a las criaturas marinas. La primera aparicion de Namor es en Motion Picture Funnies Weekly (Abril 1939) y es creado por Bill Everett.