lunes, 21 de febrero de 2011

KRYPTON

Hace 100.000 años la sociedad kryptoniana vivía una edad dorada gracias a la tecnología de clonación mediante la cual los kryptonianos prolongaban sus vidas hasta casi la inmortalidad. Sin embargo, una facción de los habitantes liderada por Sen-M protestaban contra esa forma de existencia, proclamando que los clones (3 por cada habitante de Kryptón, a fin de cubrir sus necesidades en cada etapa de su vida) debían ser liberados para vivir en plenitud en vez de estar en animación suspendida a la espera de servir como "reservas de órganos" para sus amos. Esto derivó, milenios más tarde, en una guerra que arrasó la superficie de todo Kryptón. Dicho conflictó se originó cuando Kan-Z descubrió que su madre, Nyra, debido a un desmedido amor hacia él, decidió "darle" una prometida llamada Kyla que en realidad era su propio clon adulto, que ella misma había extraído del banco de clones y que luego presentó como una mujer normal. Kan-Z asesinó a su madre por tal crimen y luego intentó suicidarse pero Van-L, hijo de Ran-L, el más importante político de Kryptón, lo evitó en el último momento. Padre e hijo descubrieron el crimen de Nyra pero lo hicieron tarde, pues Kan-Z había grabado la verdad sobre Kyla y lo había hecho público. El escándalo hizo que los defensores de los clones tomaran represalias más violentas hasta que un grupo extremista llamado Cero Negro hizo explotar una bomba atómica que destruyó Kándor, la capital del planeta, reduciéndola a escombros y asesinando a 40 millones de habitantes instantáneamente. 1000 años después de aquella guerra, los pocos kryptonianos de aquel conflicto vivían confinados en pesadas y gigantescas armaduras dentro de las cuales, sumergidos en un baño de nutrientes que les mantenían vivos de forma indefinida. Van-L, convertido en líder del nuevo consejo de Kryptón, viajó a las zonas desoladas del planeta ante la amenaza del resurgimiento de Cero Negro con intención de destruir el mundo y allí descubrió un reducto de kryptonianos que habían decidido vivir al margen de la sociedad, viviendo y muriendo de forma natural en donde los injertos de clones fueron sustituidos por prótesis robóticas. Allí se encontró con Vara, su amor de juventud y que lo ayudó a hallar el escondite de los miembros del nuevo Cero Negro liderados por un envejecido y paranoico Kan-Z, que logró activar un ingenio en forma ovoide para que lanzara un rayo directamente al núcleo del planeta para destruirlo. La onda expansiva alcanzó a todos incluido Van-L pero éste logró llamar a su armadura, que había dejado atrás, para que fuera a protegerlo, volver dentro de ella y así destruir el huevo antes de que éste destruyera el mundo. Esto salvó al planeta pero destruyó a todos los kryptonianos que estaban en la sala del huevo, Vara incluida, a la que Van-L no había reconocido debido a su alto grado de envejecimiento hasta su agónica muerte. Mil siglos después de que Van-L salvara el mundo de la locura de Kan-Z, el planeta había alcanzado la perfección: las armaduras, mejoradas y refinadas, se habían convertido en vistosas telas semi-transparentes que daban inmortalidad a sus dueños. Sin embargo, la sociedad había dejado de lado las emociones, viviendo aislados en gigantescas torres donde el único contacto era con sus robots y comunicándose únicamente a través de proyecciones holográficas. En ese tiempo Jor-El, descendiente lejano de Van-L, era un joven al que su padre Seyg-El emparejó genéticamente con Lara, a su vez descendiente de Vara. Tras un inusual terremoto (los kryptonianos habían llegado a controlar el clima), Jor-El inició una investigación y descubrió el secreto tras el seísmo: el ingenio ovoide que Kan-Z había disparado contra el núcleo del planeta había creado una presión que había ido creciendo poco a poco, pero tras miles de años esa presión había provocado una fusión en la corteza kryptoniana creando un nuevo elemento radiactivo (kryptonita), que en apenas seis meses había matado a 20 millones de kryptonianos y que amenazaba con exterminar toda vida en el planeta. Decidido a salvar su mundo, Jor-El quiso preservar Kryptón en su hijo recién concebido, Kal-El, sacándole de las cámaras de gestación para ponerlo en un cohete a fin de enviarlo lo más lejos posible. Finalmente Kryptón estalló debido a la presión del núcleo, pero no antes de que Jor-El confesara su amor por Lara tras lanzar la cápsula espacial, salvando así a su hijo, que cruzó galaxias enteras para llegar a la Tierra y convertirse, ya adulto, en Superman. los kryptonianos desarrollan poderes en la Tierra por estar expuestos a la luz de un Sol amarillo, a diferencia de Krypton que pertenecería a un sistema solar con un sol rojo llamado Rao. A lo largo de la historia hubo muchas versiones alternativas diferentes de Kryptón, cada cual con sus propios supervivientes. Superman es el único común a todas, algunos otros de diversas versiones de Kryptón son:
Supergirl.
Power Girl.
La ciudad de Argo completa, que quedó flotando en un asteroide que era un fragmento del planeta.
Krypto, el super-perro.
Varios criminales kryptonianos condenados a la Zona Fantasma, una dimensión alternativa y por lo tanto no afectados por la destrucción del planeta.
Otros supervivientes, reubicados en la Tierra, denominados ciudadanos de Nueva Krypton.
La primera aparición de Kryton es en Superman #1 (1939) y es creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.